EFESanta Cruz de Tenerife

El incendio declarado este martes en La Palma mantendrá activado el nivel 2 de alerta, lo que implica que siguen movilizados los mismos medios terrestres y aéreos que lograron controlarlo y perimetrarlo debido a que afecta a una zona habitada.

Son cerca de 60 las viviendas que de una u otra manera se han visto afectadas por el fuego, según ha apuntado el portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, tras la reunión del comité técnico que asesora a la dirección del operativo de extinción.

Concretamente hay 30 viviendas afectadas en el municipio de El Paso, donde se originó el incendio, algunas de las cuales resultaron quemadas y otras con "daños menores", mientras que en Los Llanos "es posible" que el número sea equivalente, ha dicho Pérez.

El también consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad ha avanzado que algunos medios terrestres, como la Unidad Militar de Emergencia o los Bomberos de Tenerife, comenzarán a replegarse mañana y es posible que algún medio aéreo haga lo propio a su base habitual.

Aun así, ha insistido en que se mantiene activo un "dispositivo intenso" hasta que la alerta descienda de nivel.

"La perspectiva de mejora se mantiene", por lo que "podemos esperar que el incendio en próximas horas pueda alcanzar la fase final", ha apuntado Pérez.

La razón por la que se mantiene el nivel 2 de alerta es que en el perímetro del incendio, de 10 kilómetros, con 300 hectáreas afectadas, hay viviendas, lo que "nos lleva a un cuidado especial".

"Si las circunstancias fueran otras, si fuera un incendio forestal puro, sin población, puede que aflojáramos alguna de las precauciones, pero habiendo personas, viviendas, es obligado mantener la vigilancia en los mismos niveles o un poco menos que ayer", ha insistido el portavoz del gobierno canario.

"Hay menos llamas, menos fuego, humo, calor, viento, pero aun así conviene seguir atentos", ha rematado Julio Pérez, quien ha detallado que en las últimas horas los medios terrestres se han centrado en vigilar que no se reavivaran los rescoldos, en especial cerca de viviendas, y los medios aéreos han hecho pasadas para enfriar el perímetro.

En cuanto a las familias afectadas, ha indicado que quedan "pocas familias" en el albergue de Los Llanos y se espera que puedan regresar a sus casas y si no, se les buscará un "acomodo distinto". Lo mismo sucede con quienes se "autoevacuaron".

Ahora bien, ha advertido de que habrá vigilancia policial para que no se rehabiten aquellas casas que no estén en condiciones.

Además de los daños en viviendas, quedan por cuantificar los estragos del incendio en fincas y en granjas de animales.

Asaga Canarias ya ha hecho un cálculo y cifra en seis las explotaciones agrícolas dañadas, dos de ellas bajo invernadero, y prevé cuantiosas pérdidas de producción en cultivos como el aguacate, la viña y el plátano.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, visitó por la mañana la zona del incendio y señaló que el fuego ha dejado imágenes "bastante dantescas" al atravesar una vía en el municipio de El Paso y "saltar" por el campo de fútbol de forma "tremendamente llamativa".

El incendio se originó hacia las 11:45 horas del martes y la Guardia Civil investiga sus causas, añadió Ángel Víctor Torres, quien precisó que se ha localizado el punto exacto donde comenzó el fuego, en el punto kilómetro 22 de la carretera LP-3.

Por la noche hubo rachas de viento "fortísimas", algunas de más de cien kilómetros por hora, que complicaron la situación "tremendamente" a los casi 200 efectivos que trabajaron en la zona.

De hecho, el director de extinción, Jorge Parra, comentó que los bomberos no recordaban un episodio de trabajo tan duro durante una noche, pues se llegaron a contabilizar 93 llamadas y estuvieron todo el rato "de un sitio para otro".

Ángel Víctor Torres valoró que el incendio se haya saldado sin daños personales aunque en las últimas horas hubo dos fallecimientos en La Palma no asociados al mismo, uno el de una mujer por causas naturales en un invernadero, y que aparentemente tenía quemaduras causadas por el sol, y otro relacionado con la aparición del cadáver de una mujer en un vehículo calcinado sobre lo que la Guardia Civil apunta a un suicidio como primera hipótesis.

Asimismo el presidente canario anunció que los gobiernos central y regional, junto al Cabildo de La Palma y los ayuntamientos de El Paso y Los Llanos de Aridane, abrirán lo más rápido posible una línea de ayudas para las personas afectadas por el incendio.

"Lamentablemente esta isla tiene una convivencia histórica con los incendios", prosiguió el presidente autonómico, quien apeló a la responsabilidad ciudadana y al civismo "porque en cualquier momento puede ocurrir una tremenda desgracia, hemos estado a punto en La Palma, y no estamos fuera del peligro de nuevos conatos".