El Centro Plena Inclusión Ceuta, especializado en personas con discapacidad intelectual, fortalece sus medidas de prevención contra el contagio del coronavirus en sus aulas. La reciente incorporación de purificadores de aire y lámparas ultravioleta para desinfección de superficies, complementa al resto de medidas higiénicas ya adoptadas por un centro con unas características muy especiales en cuanto a necesidades de los alumnos, familias y educadores

La vuelta al cole en España ya es un hecho a estas alturas de año, pero lo cierto es que desde que se declarase la pandemia hace ya seis meses, son pocas o ninguna las medidas que se han tomado en la mayoría de escuelas y lugares públicos en favor de prevenir el contagio del Covid-19. No es el caso del Centro Plena Inclusión Ceuta, dedicado a la representación y al servicio de apoyo de personas con discapacidad intelectual y de sus familias, que sí que ha integrado la tecnología en la lucha contra el virus y en favor del bienestar de sus miembros.

Plena Inclusión Ceuta dispone de un centro educativo dedicado a alumnos con autismo, y es ahí donde la organización no ha dudado en instalar tecnología de desinfección ultravioleta facilitada por la empresa especializada en protección y desinfección de virus y bacterias Green Protection. La solución adoptada consiste en purificadores de aire con tecnología ultravioleta y lámparas ultravioleta instaladas sobre una base móvil para desinfección de superficies del centro.

Aunque ningún alumno está a salvo del contagio en un centro escolar toda medida es poca, especialmente cuando se trata de personas con autismo que, por sus características y necesidades vitales, tienen muy difícil el poder cumplir con las medidas sanitarias recomendadas, como pueda ser el uso de mascarillas o el mantenimiento de la distancia social. Estas circunstancias hicieron que Plena Inclusión Ceuta se sumergiera en la búsqueda de otras formas de protección con las que lograr frenar el virus y evitar el mayor número de situaciones posibles de contagio.

En este sentido, algunos de los elementos de prevención con los que se está trabajando son: alfombras desinfectantes para conseguir un mayor nivel de higienización tanto en ruedas de sillas como en el calzado; lámparas ultravioleta germicidas de rayos UV-C capaces de desinfectar todo tipo de superficies en aulas, comedores y vestuarios; o purificadores de aire con lámparas ultravioleta en su interior que permiten ser utilizados en presencia de personas, lo que es muy útil para tener siempre higienizado el aire de las aulas o los pasillos.

Este tipo de elementos no son solo útiles por sus propiedades germicidas, también permiten que personas que viven bajo situaciones muy especiales, como ocurre con el autismo, puedan reducir sus posibilidades de contagio sin que su salud o su estado emocional se vea perjudicado, como puede ocurrir con el uso de las mascarillas. Esto es especialmente evidente con los purificadores de aire, ya que se trata de dispositivos muy silenciosos que permiten la circulación y regeneración del aire en el interior de un espacio cerrado sin problema de que los alumnos se vean alterados por el ruido, algo a lo que son especialmente sensibles las personas con algún tipo de discapacidad intelectual.

Contacto

Nombre contacto: Carlos Castro

Teléfono de contacto: +34 91 014 09 53

Imágenes

https://bit.ly/30j9Anz

Pie de foto: Lámparas ultravioleta con base móvil y mando a distancia para en

Autor: Plena Inclusión Ceuta

https://bit.ly/30yLaH5

Pie de foto: Purificador de aire con lámparas ultravioleta en el interior

Autor: Plena Inclusión Ceuta