Madrid, 25 mar (EFE).- El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, ha abogado por la alianza y la colaboración leal entre las administraciones, "sin hacer politiquería", en la gestión de los fondos de la UE para la reconstrucción por la covid.

En una mesa redonda, el edil, junto con los consejeros de Extremadura, Pilar Blanco, y de Andalucía, Juan Bravo, entre otros, han puesto en común cómo se preparan para el reto de gestión y dónde se va a poner el foco en las inversiones.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha clausurado este jueves la jornada, organizada por EFE y la consultora KPMG sobre los fondos europeos, centrada en el reto que supone la gestión de los 140.000 millones de euros en los próximos seis años.

Collboni ha destacado la importancia de mantener la cohesión social y de que nadie se quede atrás tras los efectos de la pandemia.

En su opinión, las entidades locales son unas aliadas del resto de administraciones, especialmente las grandes ciudades, que pueden asumir una parte de esa ejecución, ya que cuentan con esa capacidad y con la proximidad, para adaptar esos fondos al objetivo de la transformación que pretenden y la reactivación de la economía.

A su juicio, hay que analizar el impacto real de los proyectos, el empleo que creará o su impacto medioambiental.

Hasta ahora, ha continuado, analizan "proyecto a proyecto", porque no tienen una cuota, si bien, ha precisado, los que tienen que ver con inversión publica ya están en los presupuestos municipales, para intensificar la velocidad de la transformación.

Tras pedir que haya esa colaboración entre administraciones, Collboni ha pedido que se aproveche "bien" esta oportunidad de inversión y ha agregado que el Gobierno "lo está haciendo bien".

Ha explicado que Barcelona está haciendo unos proyectos que sean exportables, "que se puedan hacer en otras partes" y que aceleren la transformación que el país necesita.

Ha asegurado que ya han hecho una preselección de 80 proyectos y que algunos de ellos se pueden acelerar pues varios de ellos ya están en marcha.

Entre estos, ha citado, el techo solar para la ciudad, ya en marcha y que cuenta con una inversión de 50 millones de euros tanto privada como pública.

Se ha referido también a la mejora de la electrificación de la ciudad y ha puesto como ejemplo la apuesta de Seat por el coche eléctrico, por lo que se necesitarán más puntos de recarga.

Collboni ha señalado que ya existen 500 puntos en la ciudad en la superficie y que, si hay fondos europeos para ello, se podrán instalar muchos más.

Ha aludido a otro proyecto de rehabilitación energética de las viviendas, especialmente en los barrios más vulnerables, ya empezado y que esos fondos pueden complementar.

Los fondos europeos también puede ayudar a mejorar los perfiles profesionales de las personas mayores, para darles una formación no reglada y poder resituar a esas personas de nuevo en el mercado de trabajo, en el que hasta ahora tienen un éxito del 90 por ciento.

El teniente de alcalde ha agregado que los fondos se emplearán también para la modernización de la gestión pública y mejorar la atención al ciudadano.