La infraestructura actual del sistema educativo español debe mejorar para que la ciencia del dato -el big data- sirva "de verdad" para aprender, según ha afirmado este jueves a Efe el director de una cátedra Unesco en esta materia, Daniel Burgos.

Este es uno los aspectos tratados en las IX Jornadas Futuro en Español, organizadas en Logroño por el Grupo Vocento a través del diario La Rioja y la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), de la que Burgos es también vicerrector de Transferencia y Tecnología.

El nuevo Gobierno tendrá que tener en cuenta que "la ciencia del dato" debe estar en la infraestructura del sistema educativo porque es "un clamor popular", ha añadido Burgos, quien ha pronunciado este jueves una conferencia en este ámbito.

Se trata, ha indicado, de que "la ciencia del dato, la recuperación del dato, y el análisis del dato, sirva, de verdad, para aprender y enseñar mejor, y forme parte del aula, en cualquier nivel, especialmente el universitario".

En la actualidad, hay en España "un gran movimiento de educación abierta", que consiste en la utilización de recursos educativos libres en el aula de una manera integrada y en los programas académicos formales, lo que genera "muchísimo dato".

Es en este contexto en el que este experto en transferencia y tecnología educativa cree que el sistema educativo debe tener presente la ciencia del dato porque puede suponer un avance en la personalización de la educación, ya que el procesamiento de los datos permite extraer predicciones, plantear consejos o generar itinerarios de aprendizaje.

Según Burgos, no se tata de "café para todos", sino de crear bloques de trabajo en aras de la personalización de la educación.

En su opinión, "en España hay un nivel puntero de tecnología e innovación educativa" a este respecto, con más de 50 grupos de investigación, que publican a escala internacional y elaboran proyectos con otros países de Europa, Estados Unidos, China, pero es preciso venderse bien", que cree que es lo que falta.