Girona, 19 may (EFE).- Facilitar el reciclaje y reducir complicaciones al ciudadano son claves del éxito logrado por regiones de Holanda, Bélgica y Reino Unido que hoy han explicado las fórmulas que utilizan en el marco de la segunda jornada del congreso mundial sobre recogida selectiva de basuras Waste in Progress.

El director del Área de Gestión de Residuos, Parques y Limpieza Viaria del ayuntamiento de Swansea, en Gales, Chris Howell, ha destacado que han pasado en poco tiempo de un índice del 45 por ciento de desechos reciclados a un 65 por ciento a través de una estrategia que apela a la responsabilidad de los vecinos.

"Si al ciudadano se lo pones fácil recicla", ha reiterado Howell, para quien el objetivo es llegar al 70 por ciento en 2024, que cuenta en su ciudad con un sistema de puerta a puerta combinado con puntos de recogida comunes en bloques de pisos.

En Holanda, la localidad de Enschede presume de un 50 por ciento de recogida selectiva de basuras y prevé llegar al 70 por ciento este mismo año.

Allí, el ciudadano paga por cada vez que lanza la fracción de desecho y se mantienen conversaciones individuales con los usuarios de cada vivienda.

Otro modelo es el de la región de Flandes en Bélgica, donde se ha alcanzado ya el 70 por ciento de reciclaje y se fomenta el compostaje doméstico con un 42 por ciento de domicilios que lo practican.

Para evitar el desperdicio alimentario incluso animan a los vecinos a tener gallinas que coman los restos de comida para generar menos residuos.

El congreso, que se inauguró este miércoles y que tiene sede en Girona, concluye este viernes con una jornada de debate con presencia de representantes europeos, nacionales y autonómicos. EFE

dar/mg