Baja bancarización, una logística a tope y la legislación son los principales retos que enfrenta uno de los sectores que reportará este año mayor crecimiento.

Ciudad de México, 26 de agosto de 2020. Derivado del alto nivel de confinamiento durante el segundo trimestre del año y los cambios de comportamiento de consumo relacionados al mismo, se espera que al cierre del 2020 el e-commerce crezca 60% en comparación con el 2019; sin embargo, este canal de venta todavía tiene algunas barreras a vencer si se desea mantener estos niveles de crecimiento y continuar impulsando a México como una nación digital.

En el país se han hecho importantes cambios y evoluciones, la crisis sanitaria actual ocasionó que de manera acelerada las empresas migraran sus ventas al mundo digital, y muchas lo han logrado de manera eficiente. En tanto, otras aún se encuentran en proceso activo de evolución; tan sólo en Querétaro, más de 300 empresarios se encuentran en capacitación sobre el comercio electrónico, informó la Cámara Nacional de Comercio (Canaco).

“Este año, aunque bajo presión, muchas empresas migraron al e-commerce, lo que muestra la capacidad de adaptación y resiliencia del sector empresarial en México; esto es solo el primer logro en una historia que se encuentra en constante evolución y con grandes retos a nivel nacional, a parte de los retos muy específicos de cada empresa”, destacó Jorge Fernández-Gallardo, CEO de Ecomsur para América Latina Norte.

En este sentido, Ecomsur México, empresa líder en el manejo del fullcommerce y omnicanalidad en América Latina, destaca que existen 5 grandes desafíos que se deben enfrentar y menciona qué debería suceder para vencerlos:

1.- Mentalidad interna. Algunas compañías se resisten a migrar a lo digital, cuando esto ya es imperativo; también puede ser que, por mantener el control absoluto de sus datos, una compañía realice todo sin apoyarse en terceros. Lo ideal es que el empresario se asesore y apoye en quienes lo hacen exitosamente, a gran escala y que tienen la experiencia adecuada para apoyarlo en su transformación.

2.- Baja bancarización. México tiene baja penetración bancaria (solo 36% de la población tiene una cuenta bancaria), particularmente de tarjetas de crédito. Hasta ahora una de las soluciones para comprar en línea es la posibilidad de hacer pagos offline en tiendas de conveniencia (Oxxo, 7Eleven, etc.); pero se deben generar mejores y más ágiles opciones de pago para involucrar a las empresas y a un segmento más grande de la población al uso cotidiano del e-commerce.

3.- Logística. Las grandes empresas de paquetería y mensajería quedan topadas y su logística se vuelve insuficiente y lenta en los picos de demanda. Tendencias como la omnicanalidad, implican nuevas maneras de atender la “última milla” y nuevas soluciones para estos problemas. Se espera una migración en la forma de entregar, el mercado se está moviendo al concepto de las micro-entregas (con proveedores motorizados que sean hombres entrega). Esto traerá reducción de costos y de tiempos de entrega.

4.- Legislación. Se están haciendo algunos esfuerzos para regular este importante mercado, pero es necesario que, siempre que surjan nuevas reglas para el e-commerce, éstas sean amigables tanto para el consumidor como para el retailer, se espera un gran avance en los siguientes años en el campo legal para las ventas online.

5.- Ciberseguridad. A mediados del 2019, México era el país con más ciberataques en todo el mundo. Si una empresa entra al e-commerce sin el acompañamiento correcto y sin ser experta en el tema puede vulnerar su negocio fácilmente; se recomienda arrancar de la mano con las grandes plataformas y empresas de servicios del sector, que proveen de una infraestructura segura para hacer comercio electrónico, como Ecomsur México.

“Enfrentando estos retos las ventas online serán sumamente importantes dentro de la iniciativa privada. Si México continúa avanzando con la estrategia correcta podría, en el mediano plazo, acercarse a un e-commerce mucho más robusto, como el que tienen China o Estados Unidos” destacó Jorge Fernández-Gallardo.

China es el líder a nivel mundial en cuanto al e-commerce, y México podría acercarse a este punto pronto con las tasas de crecimiento actual. Para lograrlo, se requiere que los emprendedores continúen poniendo nuevas ideas y alternativas en la mesa y la disposición de las empresas para transformarse, explorando métodos innovadores de hacer su negocio, y siempre trabajando de la mano de las empresas expertas que le ahorren tiempo y dinero. Empresas como Ecomsur México son un claro ejemplo de un partner estratégico con el cual apoyarse durante esta transformación.

Sobre Ecomsur

Somos líder de fullcommerce en Latinoamérica con presencia directa en México, Chile, Perú y Colombia, además de operar a través de partners en Brasil y Argentina. Contamos con más de ocho años de experiencia en el sector, brindando confiabilidad y eficiencia en el trabajo y operación con cada uno de nuestros clientes. Tenemos el reconocimiento del eCommerce Institute como Líder Honorario del Comercio Electrónico. También hemos sido reconocidos como Google Partner, VTEX Partner y Microsoft Partner por nuestra labor e innovación en el sector de e-commerce en América Latina. Con más de 80 clientes en América Latina, Ecomsur ofrece soluciones integrales y servicios de fullcommerce con el objetivo de satisfacer las necesidades de cada uno de nuestros clientes a corto, mediano y largo plazo. Para obtener más información sobre Ecomsur, visite la página: ecomsur.com