Redacción deportes, 21 jul (EFE).- El alemán Michael Jung, oro en Londres 2012 y en Río 2016, llega a Tokio con el objetivo de pulverizar un nuevo récord olímpico: el triplete dorado.

Jung es historia del adiestramiento. A sus 38 años se convirtió en el primer jinete en lograr el oro europeo, olímpico y mundial.

Si consigue alzarse con el oro en Tokio ensanchará aún más su leyenda en el deporte ecuestre. De momento nadie ha logrado imponerse en unos Juegos durante 3 ediciones de forma consecutiva.

Los que se quedaron más cerca fueron el neerlandés Charles Pahud de Mortanges, campeón en Ámsterdam 1928 y en Los Ángeles 1932 y el neozelandés Mark Todd, que ganó en Los Ángeles 1984 y en Seúl 1988, ambos montando en el mismo caballo en sendos triunfos, Marcroix y Carisma, respectivamente.

Jung también besó el oro en Londres y Rio de Janeiro con el mismo caballo, el poderoso Sam. Sin embargo, esta vez será diferente. En Tokio, montará a Chimpmunk, el caballo con el que consiguió el oro en la categoría de equipos del Europeo de 2019.

Dentro del equipo alemán también competirán dos de los tres atletas que ayudaron a conseguir la plata por equipos en Río, Sandra Auffarth (Viamant du Matz) y Julia Krajewski (Armande de B'Neville), que tendrán que luchar contra los defensores del título por equipos, la selección francesa, que formará con Thomas Carlile (Birmane), Nicolas Touzaint (Absolut Gold HDC) y Christopher Six (Totem de Brecey).

Los británicos, actuales campeones del mundo, contarán con el número uno del mundo, Oliver Townend (Clase Ballaghmore), el número 5, Tom McEwen (Toledo de Kerser) y la número 22, Laura Collet (Londres 52). Además, en la reserva estará Ros Canter, que montará a Allstar B, el caballo con el que se impuso en los FEI World Equestrian Games 2018.