Madrid, 1 mar (EFE).- La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha destacado la importancia de fortalecer la resiliencia social, natural y económica del planeta con vistas a la cumbre del clima (COP26), en la que los países deben reducir sus emisiones.

En un acto climático organizado por la embajada británica en España, la ministra Ribera se ha reunido de forma telemática con el presidente electo de la COP26, el británico Alok Sharma, y con el ministro de Medio Ambiente de Italia, Roberto Cingolani para abordar el Camino a la cumbre del Clima COP26, que se desarrollará el próximo mes de noviembre en la ciudad de Glasgow.

Ribera ha incidido en que 2021 es un año en el que demostrar que hacemos "aportaciones precisas" para alcanzar el Acuerdo de París, aunque, de momento, "no partimos con buena noticias" ha señalado la ministra para detallar que, según el último informe de la ONU, y tras revisar 48 planes nacionales, los expertos de la Convención Marco para el Clima aseguran que los Gobiernos están muy lejos del nivel de ambición necesaria.

Para la titular de medio ambiente, en este 2021 hay que "armar" unas contribuciones que nos permitan fijar algo creíble con respecto a la senda de reducción de emisiones a medio y largo plazo, porque sería "estupendo" finalizar la COP26 con un mapa claro de hojas de ruta de los países y lograr la plena descarbonización con sendas concretas y orientaciones para los inversores y la sociedad.

Es "dramático" ver ya los efectos del cambio climático en amplias zonas del mundo, lo que pone de manifiesto hasta qué punto es un reto inminente de progreso o de exclusión, ha manifestado Ribera, para incidir en que el planeta afronta una agenda climática "cargada de contenidos apasionantes" y muy transversal, compatibles con la preservación de la biodiversidad el desarrollo y la prosperidad.

Durante el acto, Teresa Ribera ha recordado la COP25 celebrada en Madrid en 2019, una cita "sorprendente y entusiasta", donde se hizo visible que todos los actores públicos y privados están reclamando una respuesta congruente con la agenda del clima.

El británico Alok Sharma, presidente de la COP26, ha destacado que, a pesar de no celebrarse la COP en Glasgow en 2020 debido a la pandemia mundial, el "cambio climático no ha descansado" y eso nos alerta de que la gestión para combatir el calentamiento es "una tarea diaria" en la que todos tenemos un papel que desempeñar.

Sharma ha hecho hincapié en los principales pilares en los que se sustentará la próxima cumbre de Glasgow, prevista para el próximo mes de noviembre, entre los que ha destacado reducir las emisiones (un apartado en el que, a su juicio, aún hay mucho en que avanzar); reforzar la adaptación al cambio climático; financiación para los países más vulnerables; y afianzar el libro de las normas del Acuerdo de París.

Asimismo, el político británico ha felicitado el trabajo realizado por España en los últimos meses en cuestiones de transición ecológica, para ahondar en que el éxito de la futura conferencia climática de la ONU, donde se prevé sentar las bases de un crecimiento verde y limpio, "pertenecerá a todos".

En la misma línea, el embajador Británico en España, Hugh Elliott ha querido resaltar que la COP26 es una "prioridad para la diplomacia británica a nivel mundial" además de ser un evento clave para demostrar los compromisos de reducciones de los países y poder hacer operativo el Acuerdo de París.

Por su parte, el político italiano Roberto Cingolani encargado de dirigir el Ministerio de Transición Ecológica en Italia, ha incidido también en el "compromiso español" para combatir el cambio climático y ha apostado por el pacto verde europeo como la herramienta clave para acelerar la economía y crear empleo verde.