-El grupo STIHL supera los 4.000 millones de euros en volumen de ventas

-El crecimiento global del grupo se incrementa en 2 dígitos por primera vez en 9 años

-STIHL España cierra el año con cifras muy positivas y logra la certificación Great Place to Work

El grupo STIHL concluye 2020 con un fuerte crecimiento, un conjunto de arriesgadas pero exitosas decisiones y una estrategia pro activa tanto en la producción como en la distribución de sus productos. A nivel internacional, el grupo STIHL se muestra satisfecho de su gestión de la crisis provocada por el COVID-19 y prevé una inversión de 350 millones de euros de cara a 2021, un año que estará marcado, al menos hasta el mes de junio, por un esfuerzo productivo notable para reabastecer los almacenes tras los últimos diez meses de creciente demanda.

Bertram Kandziora, presidente de la Junta directiva del grupo STIHL, explica estas cifras de crecimiento por la continuidad de la actividad profesional: “los clientes profesionales podían trabajar en espacios al aire libre, ya fuese en el bosque o haciendo paisajismo”, mientras que los clientes particulares, “han trabajado más en sus jardines, tenían tiempo para proyectos de bricolaje y cuidado del jardín”. Para Kandziora está claro que “el motivo de este boom es que para muchos clientes el jardín se convirtió durante la pandemia en su lugar de vacaciones”.

Según explica, Bertram Kandziora, “el coronavirus puso a la empresa en una encrucijada”, en un contexto incierto, pero con un margen de maniobra que permitía absorber posibles imprevistos. La familia Stihl optó por una estrategia pro activa y continuó produciendo y distribuyendo. Salió bien a pesar de la caída de casi un 10% en el volumen de ventas los meses de marzo y abril. A partir de mayo y de forma continua la demanda fue aumentando en torno al 30%, lo que, además de sorprender, contribuyó a concluir el año con récord de ventas y cero cierres en las más de 60.000 tiendas especialistas STIHL repartidas por todo el mundo.

Año récord también para STIHL en la Península Ibérica

Este fenómeno se ha repetido también en nuestro país, donde, además,“hemos tenido que revisar nuestros procesos para acompañar a nuestros distribuidores y clientes en sus necesidades durante la pandemia”, según su gerente, Bernhard Iber. A pesar de este esfuerzo adicional, “ha sido un año excepcional en la Península Ibérica, donde, por primera vez, se ha facturado por encima de los 130 millones, con un crecimiento del 13%”, asegura Iber.

“Ante la incógnita de cómo evolucionará la pandemia en los próximos meses, abordamos 2021 como un año de consolidación en el que esperamos afianzar nuestro liderazgo en el sector”, afirma el gerente de STIHL España, quien se muestra confiado en la buena acogida de los nuevos modelos que llegarán al mercado español durante los próximos 12 meses. “Llegarán nuevas máquinas de batería, cada vez más aptas para uso profesional. Seguiremos, por supuesto, apostando por la tecnología de los motores de dos tiempos en nuestras máquinas, como lo demuestra la nueva motosierra MS 400, la primera motosierra del mundo con pistón de magnesio, y algunas otras novedades que seguro serán bien recibidas por nuestros clientes”.

STIHL España logra el certificado Great Place to Work

Mientras la competencia apostaba por una estrategia defensiva durante lo peor de la pandemia, STIHL ha continuado apostando por proyectos de futuro, como su introducción en el comercio digital, la presentación en el mercado de nuevos modelos de máquinas de batería y gasolina, y en el caso de la filial española, la obtención del certificado GREAT PLACE TO WORK, que otorga la consultora Great Place to Work®, líder en la identificación y certificación de Excelentes Lugares para Trabajar.

Tras un diagnóstico del ambiente organizacional, que incluyó un cuestionario global de los empleados, la compañía ha obtenido esta certificación que la acredita como “una organización con una cultura de alta confianza, capaz de atraer y retener talento”, según la consultora Great Place to Work®.

En concreto, de los resultados de la encuesta se desvela la especial valoración que sus profesionales hacen del ambiente de trabajo, las instalaciones y la estabilidad laboral, entre otras cuestiones.

Para Bernhard Iber, gerente de STIHL España, “esta certificación supone un orgullo para nosotros como empresa familiar, un orgullo que, a la vista de los resultados, compartimos con nuestros empleados. Esta distinción, no hace sino marcar el camino por el que seguir trabajando todos juntos para lograr la excelencia”.

El certificado Great Place to Work® es el reconocimiento en el ámbito de la gestión de personas y estrategia de negocio más prestigioso en el ámbito nacional e internacional, que se otorga anualmente a los mejores empleadores del mundo.

Sobre STIHL. El Grupo alemán STIHL es líder en la fabricación y comercialización de maquinaria de jardinería, forestal y agrícola. Fundada en 1926, cuenta con 38 ?liales propias, 15.900 empleados y una facturación de 3.900 millones de euros. STIHL fabrica sus productos en siete países con 9 plantas: Alemania, Estados Unidos, Brasil, Suiza, Austria, China y Filipinas. Sus productos se venden exclusivamente a través de más de 45.000 tiendas especialistas en 162 países. El Grupo lleva en España desde 1985 y dispone de más de 1.000 puntos de venta en todo el territorio nacional.