La crisis provocada por el Covid-19 ha propiciado la caída en la venta de coches a mínimos históricos, hasta el punto que el propio Gobierno ha tenido que promover ayudas para reactivar el mercado. El renting, que también ha sufrido las consecuencias de este parón global, muestra signos de recuperación a las puertas de las vacaciones de verano.

Este buen momento por el que pasa el renting y su tendencia al alza, lo confirma la propia Asociación Española de Renting: se ha pasado de las 917 matriculaciones en abril a las 20.699 en junio, una remontada que invita al optimismo del sector.

Swipcar, el mayor marketplace de renting, reafirma que el interés por el renting de coches se ha disparado más de un 500% desde la caída más brusca en plena pandemia hasta el actual mes de julio, superando incluso, las cifras anteriores al estado de alarma.

Esta “nueva normalidad” provocada por el Covid está cambiando los hábitos de consumo de los usuarios, que ahora, más que nunca, apuestan por el transporte privado y las gestiones realizadas a distancia.

Los usuarios de coches priorizan la comodidad y la flexibilidad

Actualmente, el usuario particular ha pasado de ir al concesionario y gestionar un sinfín de documentación para comprar un coche, a adquirirlo de renting, tranquilamente desde casa y por un tiempo limitado, para luego poder renovarlo o cambiarlo por otro nuevo, sin ataduras a largo plazo y sin tener que preocuparse de papeleo.

El renting para particulares adaptado a la era post Covid

Swipcar permite contratar un coche de renting cómodamente desde cualquier móvil, ordenador o tablet y en menos de 15 minutos. Una aplicación totalmente segura realiza el estudio online y da una respuesta de la petición en tan sólo 5 minutos, sin papeleos ni gestiones.

Esta plataforma, además, permite acceder a toda la información relativa al vehículo sin salir de casa, cómodamente desde el dispositivo digital preferido: vídeos detallados, artículos de opinión y entrevistas a clientes de entre otros contenidos.

Precios competitivos para combatir la incertidumbre

Cualquier persona puede hacerse con un coche de renting por una cuota mensual en torno a los 200€ y los 250€, con todo incluido y sin entrada. Por este módico precio se puede adquirir un Peugeot 2008 o un Seat Arona con equipamiento completo de última generación, ideal para trayectos diarios, escapadas de fin de semana y viajes.

Todo apunta a que el renting para particulares ha venido para quedarse e implantarse como opción preferente a la hora de hacerse con un vehículo propio: máxima flexibilidad, comodidad y personalización son motivos más que convincentes.

Contacto

Nombre contacto: Blas Gil

Teléfono de contacto: 910782787

 

Imágenes

https://bit.ly/2OpkK3J

Pie de foto: Swipcar desde el móvil

Autor: Swipcar

https://bit.ly/2WoaZr1

Pie de foto: Interés en renting de coches

Autor: Swipcar