EFEMadrid

La actriz Adriana Ozores se estrena en la dirección teatral con "Las Troyanas", de Séneca, un paso "soñado" que verá la luz en el escenario del Teatro Clásico, el lugar en el que se formó como actriz de la mano de Adolfo Marsillach.

La actriz y ahora directora teatral Adriana Ozores (Madrid, 1959) ha señalado que no le ha resultado "extraño" dirigir, "un paso soñado, que estaba en el inconsciente", y ha asegurado que ha sido Lluís Homar, director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, quien le ha dado el "empujón" definitivo.

"Me hace mucha ilusión que sea en este teatro el lugar donde he dado el paso. Aquí realicé mi formación desde muy joven, durante diez años, haciendo personajes de mucha responsabilidad, que me formaron como actriz no solo para el teatro, sino también para el audiovisual", ha dicho Ozores.

Una dirección en la que ha dado libertad a los actores "porque a mi me gusta trabajar así", ha explicado este martes en rueda de prensa, en la que ha reseñado que ha buscado su complicidad a la hora de representar a cada personaje.

Un texto que ha versionado la cineasta y guionista, Ángeles González-Sinde, licenciada en Filología Clásica y exministra, quien confía en que ni latinistas ni filólogos clásicos se "sientan espantados con las licencias" que se ha tomado, en una función que ha definido con mucho movimiento, muy plástica y en castellano neutro.

"El texto de Séneca es complicado y pensé que había que traerlo a lo contemporáneo por su capacidad de profundizar en el ser humano", ha añadido Gónzalez-Sinde, que ha transformado monólogos en diálogos. "Séneca no escribía textos para el escenario sino para ser leídos en salones. Me costó meses y meses perderle la reverencia, estuve a punto a tirar la toalla", ha añadido.

Un texto que ha intentado preservar con una parte histórica, "museística para dar a conocer cómo era el texto original, pero ofreciendo herramientas para que llegue a los espectadores".

Séneca aporta un cambio en el paradigma en el ser humano "sobre el poder y el trato a los vencidos", ha indicado Adriana Ozores, quien considera que trata al hombre como ciudadano del mundo, en una obra que habla de la guerra, de la posición de las mujeres en ella, de la huida, la inmigración y la violencia y de su instinto de protección.

"Son mujeres luchadoras que siguen apareciendo en la realidad de hoy", ha apuntado, con una mirada hacia adelante desde las bases de un "feminismo consistente y lleno de sentido", que las aleja de "Las Troyanas" de Urípides, escrita cuatrocientos años antes, que reflejan, el sentimiento y las pasiones por encima de su capacidad de pensar, "que es lo que aporta Séneca".

"Séneca es filósofo a pie de calle, con afán de adoctrinamiento, a pesar del difícil momento social y político que vive", ha añadido esta actriz, que pertenece a la séptima generación familiar de actores, "criada en el rigor, en el trabajo y en la responsabilidad ante esta profesión", máximas que ha aplicado a la hora de dirigir.

Ángeles Gónzalez-Sinde y Adriana Ozores se conocen desde que la exministra de Cultura la dirigió en su primera película, una colaboración que ha continuado en el cine -en mayo comenzarán el rodaje de una nueva película- y que ahora se afianza en el teatro.

Homar ha señalado que hay una etapa en la que actores y actrices sienten la necesidad de dar un paso adelante hacia la dirección."Me siento feliz que Adriana Ozores -ha indicado- lo haya dado en su casa con un bagaje acumulado que supone un valor añadido".

Una obra que verá retrasado su estreno previsto para mañana, ya que una persona del elenco ha tenido contacto con un positivo por la covid-19 y siguiendo las recomendaciones, "debe mantenerse en cuarentena", ha explicado Homar, por lo que aún no hay fecha de estreno exacta, que se dará a conocer en breve.