EFEMadrid

¿Quién no ha fantaseado con que le toque la lotería cuando todo le va mal? Es lo que le ocurre a Santi (Álex García) en pleno divorcio de Maite (Alexandra Jiménez) en la nueva comedia de Telecinco Cinema "Si yo fuera rico", que se estrena el próximo viernes en cines apuntando directa a la taquilla.

Dirigida por Álvaro Fernández-Armero ("Todo es mentira", "Vergüenza") y rodada en Asturias, la película oscila entre la comedia romántica y la 'buddy movie' para sacar punta a las alegrías, los excesos, pero también las miserias que pueden salir a flote cuando los millones le caen a uno del cielo de un día para otro.

"Te pones a fantasear y hasta te cambia la energía, te relajas, se te ilumina el rostro, te metes en un mundo un poco Peter Pan", dice a Efe García, que también está rodando, junto a Raúl Arévalo y Roberto Álamo, la serie de Rodrigo Sorogoyen "Antidisturbios".

Fernández Armero puntualiza: "En el fondo nadie quiere que le toque mucho, mejor uno o dos millones que 25, yo lo prefiero, porque te cambia demasiado la vida", dice el director y guionista, cuya fantasía es montar una productora para financiar proyectos que le gusten "y pagar bien a los directores y guionistas".

Si algo tienen en común los personajes de esta comedia, en la que Paula Echevarría tiene un pequeño papel, son sus imperfecciones.

"Son todos son imperfectos y no hacen más que tomar malas decisiones todo el tiempo", dice Jiménez, "lo divertido es ver que son miserables, que lo hacen todo mal pero pese a todo los quieres y vas con ellos".

Jiménez ("Las distancias", "Superlópez") define su personaje como "nueva urbana, una chica rural que aspira a vestirse de una manera que, ni está en su naturaleza ni el entorno es ese, pero tiene una pretensión de vivir otra vida".

Álex García confiesa tener alguna cosa en común con su personaje, un joven atractivo pero "venido a menos" que se ha estancado en el surf, la furgoneta y la vida fácil.

"Hay algo de caradura que en otro momento de mi vida he tenido", asegura el actor y se refiere en concreto a una escena que abre la película. "Me pasó lo mismo, pero en la Torre Eiffel, aparqué con mi furgo enfrente, a lo español, pasé una noche maravillosa pero a la mañana siguiente vinieron a echarme".

También dice tener algo de "la parte desastre" de Santi: "Rodando la película se me quemó mi casa, era mi cumpleaños, dejé la chimenea encendida para ir a comprar y al volver me encontré con todo el humo", recuerda.

En el reparto destacan igualmente Adrián Lastra ("Velvet") y Franky Martin, como los amigos de toda la vida del protagonista.

"Marcos es un tipo al que la vida se le he echado encima demasiado pronto, es padre con dos niños, está siempre agobiado, sin trabajo ni dinero, pero es feliz con dos de pipas", explica Lastra.

Martín subraya de su personaje, Pedrito, que se sale de los cánones, es un chico gordo y de extrarradio que sueña con ser modelo internacional. "A veces funcionamos desde una ensoñación en la que todo es bonito, Pedrito está un poco ahí pero mola el discurso que tiene", opina, "si no eres Mario Casas, pero tienes tu rollito, explota tu rollito".

La factoría Telecinco ha producido en los últimos años comedias de éxito como "Ocho apellidos vascos", "Superlópez", "Perfectos desconocidos" o "Lo dejo cuando quiera".