EFEMadrid

"Veinte años dan mucho de sí", reconoce el cantante Álex Ubago, artífice de algunas de las baladas más exitosas de los últimos tiempos, en una entrevista con Efe por su nuevo trabajo discográfico, compuesto por 18 canciones que revisan, con colaboraciones, los mayores éxitos musicales de su carrera.

"Este disco -que se llama precisamente '20 años'- es un viaje a través del tiempo en el que hago un homenaje a las canciones que bien tuvieron mucho éxito o que han significado para mí algo importante. Refleja 20 años de recuerdos y de vivencias maravillosas", declara.

Ubago (Vitoria, 1981) era un joven de 18 años estudiante de Administración y Dirección de Empresas cuando compuso su primera balada, "A gritos de esperanza" (2001). Lo que no sabía es el éxito que vendría tiempo después con la publicación de su álbum debut "¿Qué pides tú?" (2003). "Fue un cambio brutal en mi vida", recuerda.

En estos veinte años de trayectoria, "ha habido altibajos de todo tipo", señala el cantante, creativos, comerciales y personales, aunque "no demasiado fuertes": "Me considero un tipo privilegiado, porque he tenido una carrera maravillosa, aunque ha habido momentos mejores que otros. Pero en general, todos los recuerdos que tengo son buenos", afirma.

PREGUNTA: ¿Fue difícil escoger las 18 canciones que han entrado en el disco? ¿Y por qué no 20?

RESPUESTA: Han sido 18 porque no me dejaron escoger más, de hecho, querían menos (ríe). En cuanto a la elección, había unos 12 o 13 temas que tenían que estar sí o sí, quizá porque han sido los más importantes de mi carrera, los que más éxito han tenido y que más han conectado con el público. El resto son las que me despertaron a mí más sentimiento.

P: El disco está construido a base de colaboraciones con artistas más veteranos como Pablo López, La oreja de Van Gogh o Antonio Orozco y otros más emergentes como Reik, Lali, Álvaro de Luna o Beret, tanto de España como de Latinoamérica, ¿cuál ha sido el factor común?

R: Amistad (ríe), así de simple. Todos los que participan en el disco es porque tengo una relación personal cercana con todos ellos, y a cada uno de ellos les llamé personalmente para invitarle. Hay una conexión además de personal, musical. De hecho, cuando les llamé fueron ellos, en la mayoría de los casos, los que eligieron la canción que querían cantar junto a mí. La grabación ha sido espectacular.

P: Empezaste a estudiar ADE pero dejaste la carrera a medias por la música. A día de hoy, ¿crees que hiciste bien o te hubiera gustado acabar?

R: No, definitivamente no hubiera acabado la carrera hoy tampoco (ríe). Si acaso hubiera hecho otra carrera o algo de estudio musical, pero ADE desde luego que no la hubiera cogido. La elegí por el simple hecho de elegir algo cuando acabas los estudios, pero no era para mí y aposté por lo que me apasionaba que era la música. Mis padres siempre me apoyaron en la decisión, y mira, parece que ha salido bien (ríe).

P: Tu música siempre le ha apuntado al amor, la nostalgia, de una manera poética y sutil. Ahora los nuevos estilos urbanos son más explícitos, ¿piensa que cantarle al amor está anticuado?

R: Para nada, creo que cantar al amor nunca pasará de moda. Lo que cambia es la manera en el que se canta. Es cierto que, ahora los géneros urbanos como el trap o el reguetón son más directos, pero también porque pega con el estilo de la música. Yo en ese sentido soy más de la vieja escuela a la hora de componer. También es con lo que me he criado, escuchando baladas de Sabina, Serrat, Aute, Alejandro Sanz o Ismael Serrano.

P: ¿Y qué le depara al Álex Ubago del futuro?

R: Pues espero que otros 20 años de éxito (bromea). No, en realidad tengo pensado sacar un disco de canciones inéditas cuando termine la gira de presentación de este álbum. Tengo un montón de canciones por ordenar que compuse en la pandemia y están deseando que las liberen. Todavía queda mucho más de Álex Ubago.

Silvia García Herráez