EFEMadrid

La Asociación Amigos de Vicente Aleixandre ha manifestado su disconformidad con el anuncio de la Comunidad de Madrid de que la casa del premio Nobel de Literatura, en el distrito de Moncloa, será declarada Bien de Interés Patrimonial (BIP), y reclama su máxima protección como Bien de Interés Cultural (BIC).

Así lo manifiestan en un comunicado tras conocer que la Consejería de Cultura madrileña ha iniciado los trámites para declarar BIP la casa del poeta al tratarse de un bien que, “sin tener valor excepcional”, sí destaca “por su especial significación histórica”, según la Comunidad de Madrid.

El número 3 de la antigua calle Velintonia, renombrada como calle de Vicente Aleixandre, fue la residencia del poeta desde 1927 hasta 1984 y por allí pasaron grandes protagonistas de la literatura española como Gerardo Diego, Leopoldo Panero, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Miguel Hernández o Manuel Altolaguirre.

Para la Asociación, aunque la reciente noticia de que se va a incoar expediente para la declaración como BIP de la casa de Aleixandre "pueda parecer buena y prometedora, no lo es", ya que no se trata solo de salvar el edificio sino también "lo que este representa", y así poder convertirla en una gran Casa de la Poesía.

"Los argumentos que hemos escuchado a responsables de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid de que no puede ser BIC porque «no hay nada dentro» o «no tiene valor arquitectónico», son tan absurdos como insostenibles", añade el comunicado.

"Pero lo que es más grave es que no se da ninguna razón jurídica, en base a la actual Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, por la que Velintonia no pueda ser protegida como BIC", continúa la asociación.

Critica, además, que en la "penosa resolución" para incoar el expediente de declaración BIP, remitido y firmado por la directora general de Patrimonio Cultural, Elena Hernando Gonzalo, el pasado 24 de noviembre, "se incurre en numerosos errores históricos: Vicente no se traslada a Madrid en 1917, sino en 1909; no le concedieron ningún Premio Francisco Franco; el cedro del Líbano no lo plantó en 1927, sino en 1940, etc".

A juicio de la asociación, "Velintonia fue y debe seguir siendo la Casa de la Poesía". "Ese es el deseo de centenares de escritores, poetas, intelectuales, músicos, actores, etc., a lo largo de veintisiete años de lucha y reivindicación", incide.

También cuestiona que "si la casa veraniega de Lorca en Granada es BIC, si la casa natal de Cernuda en Sevilla es BIC, por qué razón no puede ser BIC" la casa madrileña casa del premio Nobel.