EFEMadrid

Actores, amigos, familiares y allegados han despedido hoy al actor Quique San Francisco en la capilla ardiente instalada en el Tanatorio Norte de Madrid, por la que han pasado, entre otros, Gabino Diego, María Barranco o Pablo Motos, que han recordado su “personalidad arrolladora”.

El actor y humorista madrileño falleció ayer a los 65 años, tras varias semanas hospitalizado con una neumonía bilateral en el Clínico San Carlos de Madrid.

La capilla ardiente se ha cerrado sobre 14:15 horas y el artista será incinerado.

Anoche pasaron por el tanatorio amigos como la cantante Lolita, y esta mañana lo han hecho el presentador Pablo Motos y los actores María Barranco, Beatriz Rico o Gabino Diego, entre otros.

Pablo Motos se ha declarado “desolado, hecho polvo”. “Era el más grande. Se ha ido y ha vivido como ha querido -ha añadido-. Pasará mucho tiempo hasta que llegue otro tan auténtico que él”.

San Francisco solía participar en el programa de Pablo Motos, eran “como hermanos”, aunque San Francisco era “el gamberro” y Motos “se llevaba las collejas”, ha dicho el presentador. “Aprendí mucho de él y lo pasamos muy bien juntos”, ha recordado.

María Barranco, amiga del actor y humorista, visiblemente afectada no ha podido contener las lágrimas y ha dicho que por lo menos el actor “no lo ha pasado mal, no ha sufrido” en sus últimos días.

El actor Gabino Diego ha resaltado de él su “personalidad arrolladora”: “Fue un tío fantástico, deja un vacío importante. Estará ahora en el cielo, con los demás actores que se han ido”.

Adolfo Suárez Illana, al que le unía una amistad, también ha acudido al tanatorio para despedirse: “Nos unían muchos años de amistad. Era una gran amigo, una persona buena, transparente, tan esclavo como libre, que ha dejado muchos años vividos en poco tiempo concentrado”.

“Nos quedará algún mensaje de esos simpáticos suyos en el contestador que ahora son un tesoro ”, ha señalado.

También han pasado a primera hora de hoy la actriz Beatriz Rico, que ha dicho que no se esperaba el fatal desenlace: "No nos lo esperábamos porque estaba mejorando, desde hace tres semanas estaba fuera de peligro pero este fin de semana estaba muy, muy flojito".

"Él echaba mucho de menos a su padre, y ahora está con su papá arriba, y con su madre. Los que le queremos le recordaremos como siempre, un tío muy divertido y que quería hacer la vida más feliz a los que tenía al lado, estaba siempre de cachondeo", ha dicho emocionada.

Por su parte, el periodista Pipi Estrada ha señalado que San Francisco, a quien conocía desde hace "muchos años", era "muy espontáneo, cometía muchas fechorías y era políticamente incorrecto, le tocaba las narices lo que la gente pensara".

"Pero era su nobleza, su forma de vivir y de ser (...) Con él era imposible tener un mal momento", ha subrayado.

Los amigos, familiares y personas allegadas de Quique San Francisco que han acudido hoy al tanatorio para darle su último adiós han salido a una de sus terrazas para dar aplausos y brindar por el actor.