EFERoma

La cantante española Ana Mena se ha convertido en todo un fenómeno musical en Italia, su país de adopción, donde dará un nuevo paso en su carrera con su participación en el 72º Festival de Sanremo y cantará en la gala navideña del Vaticano.

La artista goza de una gran popularidad en Italia, adonde llegó gracias a su colaboración con el cantante italiano Fred De Palma, "Una volta ancora" (2019), todo un éxito que acumuló siete discos de platino y 100 millones de reproducciones.

Era el pistoletazo de salida para una de las artistas femeninas españolas más escuchadas de 2021, con cinco millones de oyentes, pero en el mercado de Italia, que considera su "segunda casa".

Cuatro años después de empezar a cantar en italiano, la joven de 24 años actuará en la Gala de Navidad del Vaticano, auspiciada por el Papa Francisco, convirtiéndose en el segundo artista español en cantar en este evento, después de Alejandro Sanz, en 2008.

Pero el gran salto lo dará en febrero de 2022, cuando la malagueña subirá al escenario del Teatro Ariston de Sanremo para participar en su emblemático Festival de la Canción, donde el año pasado actuó fuera de concurso junto a Riki.

Este año sin embargo aspirará al gran premio con otros grandes conocidos de la escena musical, veteranos de la talla de Gianni Morandi, Fabrizio Moro, Emma o Elisa y otras nuevas promesas como Mahmood, Achille Lauro, Sangiovanni o La Rappresentante di Lista.

Pero además, en caso de ganar Sanremo, representaría a Italia en el Festival de Eurovisión de 2022. Todo un hito.

La artista, nacida en Estepona, mostró su emoción en una foto publicada en su perfil de Instagram en la que se la ve saltar de alegría junto a su familia tras el anuncio de su participación por parte del director artístico del Festival de Sanremo, Amadeus.

Junto con las fotos, Mena recordó en un emotivo texto la admiración que siente por la música italiana, una estima que ha expresado en distintas ocasiones no solo en palabras sino también con sus melodías.

Precisamente su último tema, "Música ligera", es una versión de una de las canciones más aclamadas de los últimos tiempos en Italia, "Musica Leggerissima", un tema de sonido "vintage" con el que los sicilianos Colapesce y Dimartino probaron suerte en el Sanremo del año pasado.

"Admiro la música italiana desde que soy niña, gracias a mi padre que me hacía escuchar y descubrir tantísimas canciones y artistas de este país", explicó la cantante a sus más de 900.000 seguidores en la red social.

Por otro lado Ana Mena es una de las artistas anunciadas en el Concierto de Navidad que el Vaticano organiza desde hace 28 años con fines benéficos y en el que el próximo 16 de diciembre interpretará un villancico y un tema propio.

Pero la fama de la malagueña no se limita solo a su faceta como cantante, sino también como actriz, una carrera que inició en 2009 cuando dio vida a Marisol en la miniserie de Antena 3.

De Marisol, la artista pasó a convertirse en "niña" Almodóvar con su papel como hija del protagonista en la película 'La piel que habito', y ahora, protagonizará la nueva serie española de Netflix, el thriller "Bienvenidos a Edén".

Como actriz, pero sobre todo cantante, Ana Mena ha conseguido crear en sus quince años de carrera toda una revolución musical que escapa las fronteras de su país y que la han llevado a ocupar las listas de éxitos musicales de países de toda Europa y en todo un fenómeno en Italia.

Andrea Cuesta