EFEMadrid

En cuestión de meses la vida de Anne Lukin ha dado un giro de 180 grados y no solo por la pandemia. Tras su paso por el programa "Operación Triunfo" dejó de ser una chica anónima y, fruto de esa vorágine vital, surgió "Al día siguiente", su álbum de debut que se nutre de "mucha verdad".

La 'triunfita' confiesa a EFE en una entrevista que todo lo que cuenta en las letras de sus canciones son "cosas que le han pasado durante este último año tan loco". "Me identifico con las canciones, porque es cien por cien real. Cada una habla de una etapa y todas cuentan algo distinto, pero confluyen en un mismo camino", agrega.

La joven cuenta que el proyecto "nació principalmente en el confinamiento" al tener "tantas cosas que contar", pero que algunos temas se tuvieron que quedar fuera, ya que "empezaron a surgir nuevas emociones y colaboraciones".

"Cuando compongo, me olvido del mundo. Vomito todo lo que siento. Pensaba que me iba a costar mucho más exponerme, enseñar un trozo de mí, pero ha sido muy orgánico, muy fácil, y he descubierto además una faceta que no sabía que tenía", explica esta artista que además impregna sus melodías de un característico color vocal.

Tanto se ha volcado Lukin (Pamplona, 2001) que, con el apoyo de su agencia Sweet Bird, ha autoeditado el álbum, labor que ha calificado como "la mejor experiencia" de su vida y que le ha dejado "más claro" que su sitio es la música.

"En noviembre llegó el momento de grabar el disco, en el estudio La Casa Murada y fue una vivencia increíble: estar un tiempo solo centrada en el disco, rodeada de músicos, viendo cómo se graba… Salí de ahí sintiéndome realizada y sabiendo que esto es lo quiero hacer el resto de mi vida”, refrenda.

Su interés por la composición, a la par que trabajar con el productor Ricky Falkner (una de las figuras más importantes de la música independiente en España), es lo que la llevó a colaborar con Zahara (a quien ya conocía por una charla de cultura musical en "OT"), con la banda Miss Caffeina y con Gorka Urbizu.

A la navarra no le faltan elogios hacia los tres artistas: "Ha sido un sueño poder trabajar con ellos", declara emocionada.

Así es como en un año se gestó "Al día siguiente", compuesto por diez temas que no se podrían encasillar en un único estilo. "Conforme iba componiendo me salía cada tema de una madre. Me apetecía no ponerme ningún tipo de barrera, experimentar, primando así esa individualidad de cada tema", cuenta.

Eso, añade, no le ha hecho perder unidad al conjunto: "He tenido mucha suerte porque Ricky ha sabido mantener la esencia de cada canción, pero dentro de un ecosistema que es el disco en el que se encuentran todos esos temas y que se entiende todo muy bien".

El lanzamiento de su primer álbum viene acompañado de una pequeña gira llamada "Empezar", que iniciará su periplo este 15 de abril en Barcelona y que seguirá en Madrid, Valencia y Vitoria. "Estoy muy nerviosa, tengo ganas de quedarme afónica presentando mis canciones", concluye. EFE

1011956

sgh/jhv/jls/jlg

(foto) (video)