EFELondres

Anthony Hopkins se alzó este domingo con el Bafta a mejor actor protagonista por su interpretación en la ópera prima de Florian Zeller, "El padre".

El actor de origen galés, que en el filme se mete en la piel de un hombre que sufre demencia senil, no estuvo presente en la 74 entrega de los premios de la academia del cine británico, pero hizo llegar un mensaje como ganador en el que aseguró haber vivido una "experiencia increíble" con la cinta.

En una conexión por vídeo, Zeller agradeció a Hopkins su valentía y generosidad por explorar "emociones hermosas y dolorosas" y "haber dado todo y más" en la película.

Hopkins se hizo con la máscara dorada tras imponerse a Riz Ahmed ("Sound of Metal"), Adarsh Gourav ("Tigre blanco"), Mads Mikkelsen ("Otra ronda"), Tahar Rahim ("The Mauritanian") y Chadwick Boseman ("La madre del blues"), fallecido en 2020 a los 43 años a causa de un cáncer.

En "El padre", distinguida también con el Bafta a mejor guión adaptado, Hopkins comparte pantalla con su hija en la ficción, Olivia Colman, que aspira a coronarse a finales de abril como mejor actriz de reparto en los Óscar.

También Hopkins competirá para alzar una estatuilla de Hollywood, treinta años después de ganar un Óscar por dar vida a una de las figuras más icónicas de la historia del cine, el Hannibal Lecter de "El silencio de los corderos".

Ahora, el actor encarna en "El padre" a un personaje radicalmente opuesto, un anciano vulnerable que comienza poco a poco a desconfiar de su mente en una conmovedora película que supone el primer trabajo tras la cámara del francés Florian Zeller, reconocido y premiado escritor.

Para su debut cinematográfico, el director adaptó "El padre", concebida como una obra teatral, en una película que aguarda los Óscar con la esperanza puesta en sus seis nominaciones.