EFEPamplona

El cantante granadino de flamenco Antonio Carmona considera que su tercer disco en solitario, "Obras son amores", tiene el "olor, el espíritu y la vida" de su padre, el guitarrista de flamenco Juan Habichuela, fallecido el pasado año.

Carmona asevera en una entrevista a Efe antes de participar en la cuarta edición del festival Flamenco On Fire de Pamplona que acude al mismo "con muchísimas ganas" y que el evento se está convirtiendo "en un clásico, en un festival muy importante".

El granadino explica sobre la importancia de la figura de su padre en su tercer disco que, antes de morir, le veía "todos los días, antes o después del estudio" y que esa visita era "lo más importante" para él.

"En 'Obras son amores' está el espíritu de mi padre, noto que me está ayudando, me está apoyando, está disfrutando", remarca.

Además, recuerda que en su primer sencillo "Mencanta" pidió de forma expresa a su padre: "No te vayas a ir que me voy a cantar tu tema".

"Me fui, canté, volví, y a las cuatro horas se murió, hasta en eso ha tenido estilo, clase y amor", señala para agregar que Juan Habichuela, quien padeció alzhéimer, le enseñó "a ser un caballero, ser trabajador, intentar esconder el ego porque en esta profesión es un arma de doble filo".

Otra de las canciones de su tercer disco, en el que han colaborado guitarristas con los que comparte "un pulso musical y personal muy acentuado, muy de la tierra", es "Vida", dedicada a un sobrino suyo, de 23 años, fallecido.

"No tenía otra manera de despedirme de ellos -agrega- si no era cantándoles y tocándoles".

También admite que 'Obras son amores' le produce cierto "vértigo", ya que, según precisa, no es como otros artistas que se centran en "un concepto musical y lo hacen toda su vida".

En ese sentido, indica que "siempre me miran con lupa cada cosa que he hecho nueva" y, agrega, "siempre como un revolucionario".

En el momento actual, Carmona señala que se encuentra "asentado en la vida, con mi música, mi gente" y afirma que "lo único bueno que tiene cumplir años es que te da sabiduría".

Y es que tras dejar el popular grupo Ketama, compuesto por Juan José Carmona Amaya "El Camborio" y José Miguel Carmona "Josemi", con quienes compartió una década, once discos originales y dos recopilatorios, lanzó en 2006 su primer disco en solitario, "Vengo venenoso".

Por ello, el cantante asegura que le "encanta" "Vengo venenoso" ya que fue la primera vez que "volaba solo y donde está el cien por cien de tu trabajo".

En su segundo disco "De noche" (2011), según relata, dejó muchas de sus creencias y de las experiencias que vivió en países como India o Egipto.

Cuestionado por si volvería a tocar con Juan José Carmona Amaya "El Camborio" y José Miguel Carmona "Josemi", comenta que "ahora mismo" cada miembro de su antiguo grupo está "en su momento y disfrutando".

"No sé qué pasará, no sé si de repente habrá alguna vuelta algún día", incide para destacar de su periodo en Ketama, en el sentido musical, "el salvajismo que teníamos y lo bien que nos adaptábamos a cualquier otra música".

Katrin Pereda.