EFEBurgos

La próxima semana arrancan los sondeos en Cueva Fantasma, un nuevo yacimiento de Atapuerca en el que se trabajará desde la hipótesis de que se puedan hallar los restos más antiguos, de hasta 1,8 millones de años, ha detallado el codirector del equipo de investigación de la sierra burgalesa, Eudald Carbonell.

Lo primero que se hará en este lugar es "ver los rellenos que tenemos arriba, como siempre, para buscar las cosas más antiguas", ha afirmado el científico.

De esta forma, el número de yacimientos en los que van a trabajar a partir de ahora los investigadores que excavan en Atapuerca se amplía e incluye Sima del Elefante, Galería, Gran Dolina, Cueva del Mirador, Portalón, Sima de los Huesos, Galería de las Estatuas y Fuente Mudarra.

Hasta el momento, desde mediados de junio que comenzó la campaña de excavación, "no se ha hallado ningún descubrimiento importante", ha explicado Carbonell en la tradicional visita de los medios de comunicación, aunque están "convencidos de que van a llegar".

En Gran Dolina, uno de los más yacimientos más conocidos de la Trinchera del Ferrocarril, en el que se descubrió la especie "Homo antecessor", "se han desalojado 30 toneladas de material removidos en el último nivel que queda, el TD10", ha detallado el investigador.

"Estamos muy cerca de saltar este nivel y seguir bajando al TD6 en los próximos años", ha augurado Carbonell, quien ha destacado que ahora están excavando "unas ocupaciones extrañas de cazadores de caballo".

Otro de los codirectores del equipo de investigación de Atapuerca Juan Luis Arsuaga ha afirmado que espera tener este año el ADN nuclear de los restos de la Sima de los Huesos que confirme que "son neandertales incipientes".

"Estamos intentando conseguir ese ADN nuclear, aunque sea una fracción pequeña del 1 por ciento, para asentar lo que nosotros pensamos por la morfología", y que "tendría que ver con la definición de la especie".

El investigador ha señalado que supondría confirmar que "hay una especie anterior a los neandertales que no tiene nombre".

"La población de la Sima de los Huesos no nos salió neandertal en el análisis mitocondrial", ha referido Arsuaga, aunque piensan "que tienen que ver, porque hay rasgos morfológicos que los conectan".

De ahí, que estén a la espera de conseguir el ADN nuclear que avale sus hipótesis.

"Somos los únicos que tenemos ADN humano de más de 100.000 años, lo que hace pensar que las condiciones de la Sima de los Huesos son únicas", ha reflexionado.