EFEBilbao

El escritor Bernardo Atxaga, el actor y músico Asier Etxeandia y Yogurinha, el personaje creado en 1994 por Las Fellini y símbolo hoy en día en Euskadi de la libertad sexual, son algunos de los invitados a participar en la gala de los XXIV Premios Max de las Artes Escénicas, que se celebrará el próximo 4 de octubre en el Teatro Arriaga de Bilbao.

El director artístico del Arriaga y también de la ceremonia de entrega de estos premios, Calixto Bieito, ha afirmado este martes en conferencia de prensa que será una "fiesta" de las artes escénicas, "elegante, ilusionante, sorprendente", y que se ha organizado bajo el lema "convertir toda la ciudad en un escenario", tal y como reza la proclama de Max Reinhardt, según ha recordado.

Acompañado en las labores de dirección por Lucía Astigarraga y Alex Gerediaga, Bieito ha destacado que la iluminación de Alberto Rodríguez también será "una gran protagonista" de la gala, junto a la sociedad civil, ya que entre las personas que entregan los premios hay dramaturgos como Jokin Oregi, actrices como Ane Picaza e Itziar Lazkano, bailarines como Igor Yebra, y también la jefa de sala y la taquillera del teatro.

Entre las actuaciones previstas destacan Asier Etxeandia y Enrico Bárbaro, que conforman el grupo musical Mastodonte; la cantante de origen guineano Afrika Bibang, que interpretará un tema en euskera, y la soprano lituana Ausrine Stundyte.

La música en directo estará a cargo de BilbaoSinfonietta, dirigida por Iker Sánchez Silva, que contará con la colaboración del coro infantil de la Sociedad Coral de Bilbao.

Completan el plantel artístico Yogurinha, el bertsolari Jon Maia, la actriz Miren Gaztañaga y el escritor y dramaturgo Bernardo Atxaga. Del ámbito de la danza actuarán la bailadora flamenca Adriana Bilbao y la compañía Lasala.

Los galardones de los premios suman veinte categorías a concurso, al que han concurrido en esta edición un total de 439 espectáculos.

Entre las categorías se encuentran sus tres premios especiales: el Premio Max de Honor, que ha distinguido en esta edición a la carrera profesional de la actriz Gemma Cuervo; el Premio Max del Público, que se concederá en la propia ceremonia al espectáculo que obtenga el mayor número de votos del público a través de una aplicación online, y el Premio Max Aficionado o de carácter social, que reconoce la labor de la compañía amateur Teatro Estudio de San Sebastián.

La Fundación SGAE promueve estos premios que, además de buscar el reconocimiento de las artes escénicas, también apuestan en esta ocasión por "reconocer desde el escenario el importante papel de la sociedad civil, sin la cual las artes escénicas no tiene futuro", según ha remarcado el director general de dicha fundación, Rubén Gutiérrez, también presente en el acto informativo.

Gutiérrez se ha referido a la posibilidad de que los Premios Max sigan la estela del Festival de Cine de San Sebastián, que este año por primera vez ha fundido los premios al mejor actor y a la mejor actriz en un único premio a la mejor interpretación, y ha explicado que la Fundación "está reflexionando sobre ello y analizando cómo lo recibe la sociedad civil".

"No tenemos una respuesta a corto plazo, vemos lo sucedido en San Sebastián y no queremos equivocarnos ni provocar efectos contrarios al deseado; primero vamos a ver cómo respira el sector y la sociedad", ha apuntado.

El acalde de Bilbao, Juan María Aburto, también ha acudido al acto de presentación de la gala y ha asegurado que la ceremonia es "una oportunidad" para apoyar y reconocer al sector de las artes escénicas, y también posiciona a la capital vizcaína "como referente de creadores y promotores culturales".