EFEAlicante

La catalana Rigoberta Bandini ha revolucionado el escenario del Spring Festival en su vuelta a Alicante, una provincia en la que la artista perdió la oportunidad de ir a Eurovisión y en la que sin embargo se redimió en la noche de este viernes con un show con el que explotó su último disco y su ambiente más festivalero.

Bandini, que fue la primera cabeza de cartel en aparecer, compartió escenario con Love of Lesbian y Viva Suecia frente a un público sin mascarillas, con ojos, boca y sonrisa, como antes de la pandemia, y que agotó las entradas para disfrutar del primer gran festival alicantino de la temporada.

Un clima festivo y un atardecer que invitaba a disfrutar de las diez horas de música en directo que aguardaban ratificaban la elección de la organización, que había elegido el Multiespacio Rabasa de Alicante como nuevo emplazamiento de un festival que durante los últimos cuatro años se había 'exiliado' de Alicante, bien fuera a otras ciudades o teniendo que ser suspendido por el covid.

Este cambio de lugar también portaba como novedad el hecho de que se pudiera 'recargar' la pulsera de acceso con dinero para no tener que usar la cartera o la tarjeta para pagar, así como los tres escenarios de los que disponía el evento: 'Alicante City&Beach', enfocado a las promesas separado del 'Vibra Mahou', el principal del evento, y el Stereo Club, con música mucho más discotequera o DJ.

"Que vuelva la alegría", decía Amatria al principio de un concierto, a las 20 h, que ya empezó a congregar a más de un tercio de los 32.000 espectadores que llenaron conforme pasaron las horas el recinto alicantino y que ya estaban preparados para bailar, cantar, pero sobre todo saltar, con las canciones de Rigoberta Bandini.

Antes, mucho antes, a las 18.15 horas solo los más inquietos del lugar disfrutaron de Noby, que cantó acompañado por su guitarra, que le sirvió para complementar sus diversas canciones en las que cupieron todos los registros, desde el pop, hasta el soul, pasando por el jazz y el rock.

Fue el primero de una trilogía que continuó con Niña Polaca, el grupo indie que se conoció en Madrid hace apenas cuatro años y que ha actuado como ‘telonero’ de Amatria con un show muy correcto y a punto, con "Ivona" y su ya clásico "Madrid sin ti".

Poco después apareció Amatria, que fue el último en actuar durante la tarde en el 'Alicante City&Beach' y que alternó su clásica música con una un tanto más electrónica, antes de dar paso a la actuación de Bandini.

Y es que "In Spain We Call It Soledad" fue el detonante para que los últimos rezagados, que aún terminaban de escuchar a Amatria o estaban comprando alguna bebida para dosificarse ante las diez horas de música en directo, fueran directos a escuchar a la catalana.

La artista, muy bien acompañada de unas bailarinas que le sirvieron de acompañante durante todo el espectáculo y que dominaron el escenario a la perfección, cantó "Perra", "Julio Iglesias" o "Too many Drugs", aunque fue su ya icónica "Ay mamá" la que tuvo que cantar en un par de ocasiones, versionada o con la misma letra que envió a Eurovisión.

Sin casi tiempo para viajar de un escenario a otro, 'Triángulo de amor bizarro' continuó el espectáculo en el 'Alicante City&Beach', aunque buena parte del público se refugió en los distintos bares y zonas de estar, a la espera de Love of Lesbian.

Así, aguardaron la salida al ruedo de Love of Lesbian, cuyo público representaba una generación algo más mayor y más masculina que para Bandini, que reunió sobre todo a público femenino. El grupo pidió al público hacer de Enrique Bunbury, al tiempo que regaló "Club de fans de John Boy" o "Sesenta memorias perdidas".

Santi Balmes, el cantante de la banda, agradeció al público por apoyar "decididamente la cultura", pero sobre todo animó a todos los asistentes a "perder absolutamente la voz", antes de cantar "Allí donde solíamos gritar".

Tras esto, el directo saltó al segundo escenario, donde el grupo oriolano ha seguido la fiesta en el Spring Festival, en una noche en la que Viva Suecia primero y Flash Show después terminarán la noche alicantina, que mañana vivirá la segunda y última jornada del evento, con Guitarricadelafuente, Zahara, Dorian, pero sobre todo con C. Tangana como punta de lanza para que el Spring 'reconquiste' Alicante. Carlos Rosique