EFEMadrid

Convencida de la necesidad de sacar a la luz historias del pasado que muchos se niegan a desenterrar, Blanca Suárez apuesta por la memoria histórica y la justicia a las víctimas en su nueva serie, “Jaguar” (Netflix), en la que se ha convertido en una “cazanazis” dispuesta a todo por vengarse.

“Me parece necesaria, nos ilumina un poco a todos, a nosotros los primeros porque nos encontramos con unas historias de las que yo por lo menos no tenía una idea muy profunda”, cuenta a Efe la actriz en una entrevista online, con motivo del estreno de la serie.

Historias, las de los cerca de 10.000 españoles que acabaron en los campos de concentración alemanes y de los más de 40.000 nazis que se establecieron en España tras la Segunda Guerra Mundial y, con total impunidad, auspiciados por el régimen de Franco, tuvieron una segunda vida sin cambiar siquiera sus apellidos.

“Pone este tema encima de la mesa, no solo el de las vidas de esos españoles diseminados por Europa y llevados a los campos de concentración, sino de qué manera en muchos países del mundo se les dio amparo a todos estos nazis huidos de su país, que llevaron unas vidas absolutamente felices y tranquilas”, añade la actriz (Madrid, 1988).

Vestida de amarillo y negro, cromática que Uma Thurman popularizó en su oda a la venganza de “Kill Bill”, Suárez habla de lo importante que es “hablar, no olvidar”, “para la historia en general y para los seres humanos también”: “Si lo llevamos a nuestras propias vidas, creo que exteriorizar y hablar es algo básico para el entendimiento y una correcta gestión de las cosas, las emociones y la vida”.

En “Jaguar”, que se estrena el próximo 22 de septiembre en Netflix, Suárez interpreta a Isabel Garrido, una joven española que logró sobrevivir al campo de exterminio de Mauthausen, al que llegó siendo una niña, y que está tras la pista de uno de los nazis huidos con la idea de acabar con él.

Todo ello hasta que se encuentra con los Jaguar, una banda clandestina formada por supervivientes del nazismo que no olvida los nombres ni las caras de los criminales y que se prometen no parar hasta llevarlos ante la justicia internacional. Lejos de la venganza efímera e infructuosa, lo que ellos buscan es justicia.

“El hecho de haberse lanzado a contar las historias de estos personajes, de todos estos españoles que estuvieron en los campos de concentración, historias que no se saben, es de alguna manera alzar la voz y, aunque sea años después de todas estas tragedias que ocurrieron, poner esas vidas en valor y encima de la mesa, contar sus historias en alto”, apunta Suárez.

Producida por Bambú Producciones, “Jaguar” está dirigida por Carlos Sedes y Jacobo Martínez y ha sido creada por Ramón Campos y Gema R. Neira, los creadores de “Fariña”, "Velvet" y "Las chicas del cable”.

Suárez comparte pantalla con Iván Marcos ("45 revoluciones", "Fariña"), Francesc Garrido ("Días de Navidad", "Grietas"), Adrián Lastra ("Primos", "Velvet") y Óscar Casas ("Siempre Bruja", "Xtremo"), miembros de la banda, quienes cargan sobre sus espaldas sus propias mochilas de dolor y superación.

Ante todo, “Jaguar” habla de memoria histórica, un tema que a día de hoy sigue levantando ampollas en España, un país dividido entre quienes quieren desenterrar a los miles de muertos que descansan en fosas comunes y darles nombre, y quienes prefieren dejar las cosas estar.

“Todo el mundo tenemos derecho a poner encima de la mesa qué ha ocurrido con nuestra familia, seas del bando que seas, qué fue de los nuestros, y tenemos derecho a cerrar heridas de la manera que creamos conveniente”, apunta Suárez.

Paula Escalada Medrano