EFESevilla

Gasta gorra con la leyenda Blue Jeans, pantalón vaquero hasta las rodillas, deportivas negras, camiseta negra con la efigie de Sherlock Holmes y la leyenda "Elemental", es un superventas que firma sus libros como Blue Jeans y que en la presentación de su última novela, para todos los públicos, ha proclamado: "No me quiero ir de lo juvenil".

"Los crímenes de Chopin" (Planeta), una novela de suspense y misterio ambientada en la ciudad de Sevilla es su decimoquinto libro, del que el autor ha asegurado que podrá ser del gusto tanto de jóvenes como de adultos en su presentación a la prensa en la terraza de un céntrico hotel de esta ciudad en la que Blue Jeans ha posado para la prensa -también desplegando una bandera del Betis- con un fondo perfilado por la Giralda.

Preguntado por si alguna vez firmará con su nombre, Francisco de Paula Fernández, ha respondido que ya se verá en el futuro, minutos después de afirmar que no está dispuesto a padecer el llamado síndrome de Peter Pan ni quiere volver a ser aquel joven que empezó a escribir porque no encontraba empleo como periodista, que es lo que estudió.

"No soy joven, pero tengo mentalidad de joven", ha dicho este escritor tras bromear asegurando que nadie sabe su edad y que la que dice la Wikipedia está equivocada, mientras que en la solapa de su libro sigue sin constar su fecha de nacimiento.

Al que sí se ha referido el autor es a su lugar de nacimiento, la histórica localidad de Carmona, a menos de cuarenta kilómetros de Sevilla y donde ya se está rodando una serie basada en su obra "La chica invisible" por una productora nacional, mientras que el escritor también ha anunciado otra serie de televisión basada en su libro "El campamento", pero en este caso en una iniciativa internacional liderada por una empresa británica.

De su pueblo ha dicho que "está revolucionado" porque a los extras de la serie los han seleccionado en la propia Carmona, y que eso es algo que lo llena de orgullo, como también lo enorgullece haber hecho de Sevilla el escenario necesario para "Los crímenes de Chopin".

"Sevilla es fundamental (en la novela); es mágica, como el barrio de Santa Cruz es mágico; para mí es la ciudad más bonita del mundo", ha señalado al recordar cómo visitaba semanalmente esta ciudad de niño para ver a sus abuelos y cómo todas aquellas sensaciones al ir descubriendo sus plazas, sus calles y también sus costumbres y gastronomía las ha trasladado ahora a su última novela.

"Los crímenes de Chopin" se titula así porque en su argumento hay una serie de robos que quedan "firmados" con una partitura del compositor polaco que el ladrón deja en el lugar en el que perpetra sus fechorías, una sucesión que elevará el tono cuando una de las partituras es hallada junto a un cadáver.

Esos hechos provocan una investigación de la Policía y de la prensa -ambas instituciones no salen muy bien paradas en el libro, lo que ha dado lugar a varias bromas durante la conferencia de prensa de presentación de la obra- y también de los cuatro protagonistas del libro, la periodista Blanca, la detective privada Celia, su hija Triana, estudiante de Bellas Artes, y Nico, el principal de los cuatro, un joven inmigrante polaco que trata de subsistir cometiendo hurtos y robos.

Aunque Triana y Nico tienen 18 años, las adultas Blanca y Celia cobrarán más protagonismo en el libro de lo que los adultos han tenido en obras anteriores de Blue Jeans, ha anunciado el autor.