EFEPamplona

El músico estadounidense Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura por las letras de sus canciones, ha encandilado este jueves, en el arranque de su gira española de 2019, a los miles de incondicionales que se han congregado en el pabellón Navarra Arena de Pamplona.

Este nuevo concierto de su gira "Neverending Tour", que comenzó hace más de 30 años y que en esta etapa se anuncia como "Live in person", ha comenzado pasadas las 21,00 horas, con un público entregado desde el primer minuto que ha pagado entre 60 a 132 euros para ver en directo a este mito musical, que acumula galardones como el Pulitzer o el Príncipe de Asturias.

A las 19,00 horas se han abierto las puertas del pabellón y las aproximadamente 4.500 personas que han asistido al concierto han ido ocupando sus asientos en las gradas tras haber pasado un control en el que los vigilantes de seguridad han impedido que se accediera al recinto con cámaras de vídeo o de fotos, incluida la prensa.

Dylan ha seguido en Pamplona el guión de sus actuaciones recientes. Con sus modales pausados y discretos, tocando el piano y la armónica en un lateral del escenario, sin comunicarse con el público ni hacer los gestos de complicidad tan habituales en otros artistas, el estadounidense se ha entregado una vez más a lo que sabe hacer como nadie: cantar.

Como se esperaba, Dylan ha ofrecido en Pamplona los mismos temas que en sus últimos conciertos, acompañado por su banda, con Charlie Sexton (guitarra), Tony Garnier (bajo), Donnie Herron (varios instrumentos) y George Receli (batería).

El escenario, austero: un fondo que alternaba el negro y los tonos ocres y unas pocas luces tenues. Nada de contenidos multimedia ni elaborados efectos visuales. No hacía falta. Sus incondicionales habían acudido al Navarra Arena para ver en directo a la leyenda de la música y no se han ido decepcionados.

Dylan ha comenzado el concierto al piano con la oscarizada "Things Have Changed", de la película "Jóvenes prodigiosos", seguida de las inigualables "Ain't Me, Babe" y "Highway 61 Revisited".

No han faltado en su concierto temas como la legendaria "Like a Rolling Stone", considerada una de las mejores canciones de la historia, o la mítica "Blowin'In The Wind". Ante un auditorio rendido a su carisma, el músico de Minnesota ha interpretado otros temas como "Make You Feel My Love", que fue versionado magistralmente por la británica Adele en 2008, o la archiconocida "Don't Twice, It's All Right".

En un ambiente respetuoso y recogido, como exigía la ocasión, el público ha ido agradeciendo con aplausos a Dylan y su banda cada una de sus canciones y solo ha roto el silencio al vitorear algunos de sus temas más conocidos.

Tras su actuación en Pamplona, Dylan, que en breve cumplirá 78 años, continuará la gira en Bilbao (26 de abril), Gijón (28 de abril), Santiago (29 de abril), Sevilla (3 de mayo), Fuengirola (4 de mayo), Murcia (5 de mayo) y Valencia (7 de mayo).

Serán nuevas citas españolas de su periplo "Never Ending Tour" (La gira interminable), un peregrinaje mundial que comenzó allá por 1988 y que solo un músico bohemio como Bob Dylan puede protagonizar. Sus fieles seguidores siguen confiando en que la gira sea realmente interminable y siempre puedan ver a su flamante Premio Nobel sobre los escenarios.

Javier Rodrigo