EFEBarcelona

El arquitecto y urbanista Oriol Bohigas ha entregado al Archivo Nacional de Cataluña su fondo documental, 113 cajas que incluyen su correspondencia, apuntes de su etapa como concejal de Barcelona y 32 libretas de notas de su actividad personal y política entre los años 1974 y 2011.

Según ha informado el Departamento de Cultura en un comunicado, en un acto al que ha asistido la consellera, Natàlia Garriga, se ha iniciado el proceso de formalización legal de la donación del fondo, que el pasado 27 de mayo fue trasladado al Archivo Nacional desde el domicilio del arquitecto.

El fondo consta de 113 cajas de formato estándar que abarcan documentos tanto de carácter personal como relativos a la actividad política de Bohigas, como director de urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, entre 1980 y 1984, y concejal de Cultura, de 1991 a 1994, etapas en las que intervino en la transformación de la ciudad para celebrar los Juegos Olímpicos de 1992.

Entre la documentación personal figuran 32 libretas de anotaciones de su actividad personal y pública entre los años 1974 y 2011, así como los originales y los materiales preparatorios de su tesis doctoral.

En relación con su actividad profesional, el fondo cuenta con documentos sobre la participación de Bohigas en concursos, premios y jornadas, así como sobre su papel de asesoramiento en organismos públicos de planeamiento urbano, tanto nacionales como internacionales, y el material de su período como profesor y director de la Escuela Técnica de Arquitectura de Barcelona (1977-1980).

También figura en el fondo una colección completa de sus artículos y un importante volumen de originales, versiones corregidas y en otras lenguas de sus libros sobre teoría e historia de la arquitectura contemporánea.

Respecto a su actividad asociativa, el archivo permite ilustrar su paso por el Ateneu Barcelonès con documentos relativos a las elecciones, participación en los órganos de gobierno de la entidad, memorias, boletines y organización de actos.

Otras piezas incluidas en el fondo son recortes de prensa, libretos, carteles y trípticos sobre su participación en conferencias y congresos, así como documentos de viajes y premios y de artículos y entrevistas inéditos.

En un comunicado, el Departamento de Cultura resalta que el archivo de Bohigas es clave para acercar a la ciudadanía y a los investigadores al "complejo proceso de transformación" de Barcelona, durante su preparación para los Juegos Olímpicos de 1992.

De esa forma, el Archivo Nacional complementará su fondo documental "President Pasqual Maragall i Mira", depositado en 2006, y del también alcalde de Barcelona Josep Maria Porcioles, que se conserva desde 1997.