Los equipos de Carmen Thyssen y el Ministerio de Cultura continúan con negociaciones “a todos los niveles” para alcanzar un acuerdo sobre el futuro de la colección de la baronesa, cuando quedan solo diez días para que se cumpla de plazo límite, han informado a Efe fuentes de Cultura.

El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, adelantó en una entrevista con la Agencia Efe hace unas semanas que se daba un mes para alcanzar un acuerdo con Carmen Cervera, pero que había "buena disposición" de negociación por ambas partes.

El posible acuerdo sobre la cesión de la colección de Cervera, integrada por cerca de 400 obras, se encuentra bloqueado desde hace años y sufrió un revés hace meses cuando la baronesa se llevó tres cuadros de su colección del museo, entre ellos uno de los más importantes, “Mata Mua” de Paul Gaugin.

Para alcanzar un acuerdo, ninguna de las partes podrá fijar "líneas rojas", advirtió el ministro, y habrá también que analizar distintos escenarios. “No es lo mismo que en la colección esté el 'Mata Mua'" a que no esté", dijo.

La magnifica obra de Gaugin es la pieza más valiosa de la colección de la baronesa, y su desaparición de los muros del museo madrileño supondría una pérdida para el patrimonio español.

La baronesa pide una compensación por ceder una colección que inicialmente se prestó por 10 años al Estado en 1999 y cuya estancia en el Museo Thyssen se ha ido prorrogando desde 2011.

Una decena de ministros de Cultura y varios gobiernos han intentado a lo largo de los años alcanzar un acuerdo sin éxito, aunque en varias ocasiones se ha estado a punto de lograr.

La colección de la baronesa se encuentra depositada en el Museo Thyssen-Bornemisza, pero no tiene nada que ver con la de su marido, Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, que sí es propiedad del Estado y cuya permanencia no está en peligro, como tampoco la del propio museo.