EFEJaén

Las actividades conmemorativas del centenario del nacimiento de Josefina Manresa, esposa del poeta Miguel Hernández, comienzan hoy con el descubrimiento de una placa en su casa natal en Quesada (Jaén).

En la placa figura la reseña del nacimiento, el 2 de enero de 1816, y su condición de hija predilecta de la ciudad, donde vivió hasta que su padre, guardia civil, fue trasladado a Orihuela cuando Josefina era todavía una niña.

Las conmemoraciones se prolongarán hasta el mes de mayo, con diversas actividades como la reedición de sus memorias con prólogo del presidente de la Fundación Pablo Iglesias, Alfonso Guerra, que serán presentadas en Madrid y posteriormente en Quesada.

Además se emitirá en toda España un cupón de la ONCE con la imagen de Miguel Hernández y Josefina Manresa junto al logotipo del museo de Quesada.

Josefina Manresa trabajaba como costurera cuando conoció con 17 años a Miguel Hernández, en agosto de 1933, durante la feria de Orihuela.

Tras un noviazgo de más de tres años, se casaron el 9 de marzo de 1937, en plena Guerra Civil, y se trasladaron un tiempo a Jaén, donde Miguel Hernández fue destinado como comisario de cultura para dirigir el periódico Altavoz del Frente Sur.

El 19 de diciembre de 1937 nació su primer hijo, Manuel Ramón, pero murió diez meses después y el 4 de enero de 1939 nació su segundo hijo, Manuel Miguel, "Manolillo", fallecido en 1984.

Después de morir el poeta en 1942, Josefina dedicó toda su vida a velar por el recuerdo y la difusión de la obra de su marido y guardó con celo sus manuscritos durante los años más duros del franquismo.