EFEMahón

El músico Coque Malla ensalzó anoche en la Terraza del Claustro de Mahón la "heroicidad" de todos aquellos promotores de conciertos que programan actuaciones a pesar de las dificultades sanitarias causadas por la covid-19

El artista madrileño admitió no ser "amante de los halagos dirigidos a los promotores de conciertos" desde el inicio de su carrera, pero destacó su esfuerzo y tenacidad. También solicitó una ovación, correspondida por el público, para “las salas de este país que en las actuales circunstancias se atreven a programar conciertos, en una muestra de amor a la cultura y a la música”.

Coque Malla actuó anoche, por primera vez en su carrera, en Mahón, en el marco de la Gira Imposible, que inició el pasado 23 de julio en Murcia y finalizará el 26 de septiembre en Torrevieja.

El madrileño agotó las entradas a los pocos días de ponerse a la venta, ofreciendo un concierto que repasó los diferentes momentos de su trayectoria profesional e incluyó temas de reciente creación incluidos en su último álbum “¿Revolución?”. También hubo espacio para recordar las clásicas canciones de su banda, Los Ronaldos.

Malla, que subió al escenario de la Terraza del Claustro con su guitarra Martin, ofreció un acústico íntimo y plagado de emotivas referencias, como la presentación de sus músicos uno a uno, como si estuviesen presentes. Fue su particular homenaje en una noche de buena música y sentimientos.