EFEMadrid

El Ministerio de Cultura ha terminado las actuaciones dirigidas a consolidar el Dolmen de Guadalperal (Cáceres), un conjunto megalítico sumergido por la construcción de una presa y que ha emergido tras la bajada de la cota de agua.

La intervención es un ejemplo de cooperación entre administraciones y ha consistido en trabajos de documentación, investigación y conservación de todo el conjunto megalítico, según una nota de Cultura.

En las tareas han trabajado restauradores, arqueólogos, así como un geólogo y biólogo de la Dirección General de Bellas Artes, que este verano han realizado una serie de actuaciones encaminadas a evitar la erosión del suelo provocada tanto por la afluencia masiva de público como las corrientes de agua del pantano.

Los técnicos han realizado una consolidación del suelo rellenado con áridos de la zona, la colocación de una malla para evitar el arrastre y una cobertura con gravilla.

Cultura también ha realizado una campaña de recuperación de algunos bienes localizados en diferentes puntos del embalse y ha trabajado en la documentación de las estructuras de época romana del yacimiento de Augustóbriga, que también han aparecido por la bajada del agua.

Todos estos trabajos de conservación, recuperación y documentación se enmarcan en el Grupo de Trabajo del Dolmen de Guadalperal formado en 2019 por la Junta de Extremadura y los ministerios de Cultura y Deporte y de Transición Ecológica.