EFEMadrid

Bajo el lema "Lectura infinita", el Plan de Fomento de la Lectura 2021-2024 pretende que ese 30% de los españoles que no leen se sumen a este hábito así como llevar los libros a la zonas rurales, entre otros objetivos, porque la lectura "es una oportunidad de futuro para ciudadanía y sociedad".

Así lo ha destacado la directora general del Libro y Fomento de la Lectura, María José Gálvez, durante la presentación de este plan que tendrá un "diagnóstico y seguimiento constante" durante sus tres años y que para 2022 contará con un presupuesto de 13,2 millones de euros.

"Es un plan que busca conseguir que la lectura rompa las brechas y que sea un hábito incorporado en nuestras vida. Queremos ampliar el universo de lectores, fomentar el gusto de la lectura (...) Queremos llegar a ese 30% de la población española que nos dice que no lee nunca", ha afirmado durante esta presentación en la que ha estado acompañada por el ministro de Cultura, Miquel Iceta, y el presidente del Federación de Gremios de Editores de España, Patrici Tixis.

En palabras del ministro, se trata de un documento "vivo" y que tendrá "más incorporaciones" con el objetivo "fortalecerlo" porque desde el Gobierno "quieren", ha añadido, están "convencidos" de que una "sociedad que lee es una sociedad mejor".

En concreto, según ha explicado Gálvez, el plan pretende ofrecer un marco adecuado para que cada cual, ya sean administraciones públicas, organizaciones civiles, familias, escuelas, universidades, bibliotecas, escritores, traductores, correctores, ilustradores, editores y editoriales, imprentas, librerías, bibliotecas y archivos, docentes y mediadores —"lectores todos"—, contribuyan desde sus competencias y recursos al fomento de la lectura.

Y en este sentido, según ha avanzado, el plan tiene algunos "desafíos", pero también cuenta ya con programas "que hacen frente a esos desafíos".

De esos programas penden acciones concretas que, bajo nombres como "Leo contigo", "Dime qué lees" o "Quiero más libros" y "Lectura Sostenible" se celebrarán actividades tradicionales como talleres o concurso; pero también otras como la creación del Día del Cómic, dar consideración de "mediadores de lectura" a libreros y bibliotecarios, o llevar la lectura al mundo rural (aunque no se han ofrecido más datos).

"Es un programa que parte de una filosofía que hemos trabajado durante un año, va a ser autoevaluable, no vamos a esperar a finales el 2024 para ver si funciona", ha matizado sobre este plan que ha sido desarrollado con la colaboración del sector del libro.

En este sentido, el presidente del Federación de Gremios de Editores de España, Patrici Tixis, ha expresado que confía en que el plan "contribuya al progreso de la sociedad y a reducir la brecha social en nuestro país".

También ha señalado la importancia de que la lectura y la mejora de la comprensión lectora figuren como uno de los grandes desafíos en el horizonte 2050 del documento "Fundamentos y propuestas para una estrategia nacional a largo plazo", auspiciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"Nuestro ofrecimiento - palabras de Tixis dirigidas a Iceta- es añadir un desafío nuevo, mejorar la comprensión lectora y aumentar los índices de lectura. Si lo hacemos estaríamos dando herramientas a los ciudadanos para que entiendan mejor la sociedad en la que vivimos, para que se entienda y transforme la información que recibimos y así despertaríamos el espíritu crítico".

El plan - cuya imagen, diseñada por Pep Carrió, son flores que nacen de maceteros para usar el símil del proceso de crecimiento desde que se planta una semilla- comenzará a implementarse en enero, cuando el Gobierno empiece a disponer de las inversiones previstas en los Presupuestos Generales del Estado.