EFEBadalona (Barcelona)

Pop con aires tribales y letras en catalán: esta es la receta con la que el cantante badalonés David Ros estrena su primer disco, "Ara" (U98 Music), un proyecto cargado de "optimismo" y "buen rollo" con el que se ha reinventado y pretende copar las radios musicales este verano.

"Es un mensaje de positivismo y optimismo hacia todos los problemas que surgen en la vida de cada uno para afrontarlos de la mejor manera y carácter posible", resume Ros, en una entrevista con Efe.

Y es que el mensaje de su primer trabajo de estudio, que presentará en otoño después de que la crisis del coronavirus lo haya obligado a posponer la cita, no es otro que animar a quienes lo escuchen para "intentar que la vida tenga más momentos buenos que malos", un recado más necesario que nunca.

De hecho, una de las canciones del disco, "La vida és nostra" (La vida es nuestra) se ha convertido durante el confinamiento en un homenaje al trabajo de los profesionales que combaten la pandemia gracias a un videoclip en el que aparecen figuras conocidas del mundo de la comunicación, el deporte y la cultura.

"No tendría que haber entrado en el proyecto, pero parecía escrita a conciencia por todo lo que está pasando y la incluimos", ha revelado el cantante.

La carrera musical de David Ros comenzó en platós de televisión: primero en Operación Triunfo en 2008, donde a sus dieciséis años fue uno de los concursantes más jóvenes de la academia, y cuatro años más tarde en La Voz, de la mano del también 'extriunfito' David Bisbal.

De esa época, dice, se lleva el aprendizaje de una "experiencia brutal", pero también un cierto sabor agridulce: "Me arrepiento un poco de haberlo vivido tan joven porque no le daba la importancia que realmente podía tener. Tengo la espinita de no haberlo aprovechado más".

Tras su paso televisivo, Ros comenzó a tocar en directo "casi cada día" con actuaciones en fiestas mayores, cumpleaños, pubs, chiringuitos y bodas, "pases" con los que fue sumando experiencia y que alternó con grabaciones de anuncios, composiciones de melodías y canciones para DJs, además de la gestión de una escuela de música en Badalona.

Pero no ha sido hasta ahora cuando David Ros ha renacido con una nueva propuesta que le ha abierto las puertas del mercado de par en par, al punto de lanzarlo a la primera línea del panorama musical catalán.

"Buscarem la sort (Buscaremos la suerte)" ha sido su carta de presentación, un sencillo que creó para apoyar a los refugiados que cruzan el Mediterráneo para encontrar una vida mejor en Europa y que se ha acabado convirtiendo en una oda a la "superación personal".

"Se trata de ir un poco más allá y lograr los objetivos. Vivir la vida con superación porque no hay fronteras para uno mismo", ha resaltado.

El truco es una mezcolanza de pop, con aires tribales y folk que une influencias de la música anglosajona y las combina con el EDM y los 'drops' de la música electrónica e incluso con ritmos reggaetoneros "camuflados con percusión" para "invocar al buen rollo", como él mismo describe.

Una fórmula que bebe de "muchas y muy variadas influencias", algunas de las cuales bastante curiosas: "Mucha gente comparaba las maquetas con el Rey León o La Sirenita porque había muchos instrumentos africanos como marimbas o xilófonos que pueden recordar a películas Disney", admite.

Pero sin duda, asegura, una de las claves del éxito ha sido la elección del catalán como idioma de sus canciones, una decisión que tomó a raíz de una colaboración que hizo con la banda Lax'n'Busto -con quienes grabó "Foc" en 2019-, tras años de cantar en inglés.

"Me sentí muy cómodo. Años atrás lo estaba haciendo en inglés y no acababa de tener ninguna repercusión y en catalán notaba que llegaban mejor los mensajes a todo el mundo", explica.

Una decisión que, según cree, le ha "ayudado" a abrirse las puertas del mercado musical": "Creo que hacerlo en catalán ha sido un gran acierto para poder llegar a más gente".

Además, matiza, "en España cuesta mucho hacer algo en inglés y que salga bien y, a nivel nacional, hay mucha más gente (que canta en castellano). Ya en Cataluña, aunque hay muchos grupos con talento, al final somos menos", considera.

Alba Gil