EFEBangkok

Venezuela, Colombia, Cuba, Argentina, España, Tailandia e Irán son algunos de los países representados en una muestra de arte inaugurada hoy en Bangkok que establece un diálogo artístico entre creadores latinos y asiáticos.

La muestra "171003", que se expone en el espacio Queen's Gallery hasta el 6 de noviembre, tiene el objetivo de promocionar a 17 artistas de 10 países y 3 continentes con diferentes temáticas relacionadas con la mujer, el medio ambiente o la identidad.

"Su silencio", una de las pinturas expuestas por el artista mexicano César Arechiga, muestra un rostro femenino sin boca para representar a las "mujeres que no pueden expresarse", explica a Efe Astrid García-Amaya, la comisaria de la exposición.

Arechiga, ganador del prestigioso premio mexicano Grupo Reforma en 2007, aborda la contaminación en "Trascendente", un lienzo que muestra a un niño con una máscara de gas.

Otro de los creadores, el colombiano Leonardo Salazar, presenta varios paisajes pintados en óleo sobre lienzo que hablan de la explotación de los recursos naturales, la espiritualidad o la amenaza urbanística que acosa las selvas.

Con influencias desde Modigliani a Picasso y los impresionistas y con temas como la mujer andaluza, las naturalezas muertas o la familia, el hispano-estadounidense Alejandro Franco, conocido artísticamente como Sacha, exhibe una quincena de cuadros pintados con una técnica única.

"Utilizo palillos de dientes y puntillas (para aplicar la pintura), es una técnica que llamo circulismo", señala a Efe Sacha, que agrega que su estilo crea una textura especial y destaca el dinamismo de sus cuadros.

Los tonos verdes predominan en su pintura "La jerezana", mientras que los azules destacan en "Lirios de agua con feto en azul" y la gama de los marrones llena "La gitana sentada".

La migración se refleja en las obras del venezolano Guillermo Barreto, el argentino Ernesto Morales o la cubana Yunaika Martín.

El israelí Yoav Brener bucea en los misterios del universo con grandes lienzos abstractos, mientras que el joven tailandés Wal Chirachaisakul expresa en sus cuadros la fragilidad humana y el iraní Arash Groyan emplea técnicas y estilos que evocan a la antigua Persia.

Las obras de "171003" se subastarán con precios de salida que oscilan entre los 1.100 dólares (1.000 euros) y los 9.000 dólares (8.700 euros).