EFESantiago de Compostela

La líder del BNG, Ana Pontón, ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que le emplaza a que lleve a cabo los trámites legales y judiciales necesarios para la reversión a titularidad pública del Pazo de Meirás, propiedad de la familia Franco, antes de que finalice la presente legislatura.

En su misiva, Pontón formula al presidente del Ejecutivo un "emplazamiento muy claro" para que se tomen estas medidas antes de la disolución de las Cortes y se atienda así una demanda unánime de las instituciones gallegas.

"En estos momentos que corren nos parece una prioridad", ha sostenido la líder nacionalista, que ha indicado que esta demanda puede realizarse tras un "trabajo muy importante" de todos los grupos políticos con representación en Galicia, y ha asegurado que "tan importante como exhumar los restos de Franco es exhumar el franquismo que sigue presente en muchos vestigios".

Así pues, ha trasladado que es "muy importante en términos democráticos poner punto y final a los privilegios de la familia Franco" que todavía perduran más de cuarenta años después de la muerte del dictador, como la propiedad del mismo pazo o de la Casa Cornide de A Coruña.

Estos bienes son, en palabras de la dirigente del BNG, "todo un símbolo de la continuidad de las estructuras de poder de la dictadura" en la sociedad actual y de las "debilidades democráticas" de la misma, en la que proliferan partidos que defienden "la ilegalización de opciones políticas" opuestas, ha dicho.

La líder del BNG también ha comentado, tras ser preguntada en el transcurso de la rueda de prensa, por la resolución judicial emitida de forma favorable a la familia Franco en lo relativo a la propiedad de las estatuas de Abraham e Issac obra del Mestre Mateo.

Ha dicho estar sorprendida porque el conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia, Román Rodríguez, "critique al ayuntamiento -de Santiago de Compostela- y no critique a la justicia", que ha resuelto en cinco días y "sin argumentación jurídica" el asunto.

Asimismo, ha criticado que el Gobierno gallego no se haya implicado más en este caso, que deja claro que "la sombra del franquismo todavía es alargada" y que prueba también que la Administración autonómica está obcecada "en la política de hacer oposición a todo lo que no sea el PP".

Por su parte, el alcalde de Sada (A Coruña), Benito Portela, ha reivindicado este lunes al Gobierno "el mismo interés político y urgencia" en retirar a los herederos de Franco la propiedad del Pazo de Meirás, ubicado en este municipio, que en exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos.

"Concuerdo en que hay que exhumar a Franco del Valle de los Caídos, pero también retirar a sus herederos el pazo. Dupla retirada, por higiene democrática y respeto a la memoria histórica", ha explicado Portela en un comunicado.

Para ello, el Ayuntamiento de Sada ha urgido al Gobierno el "ejercicio inmediato" de las acciones legales, administrativas y judiciales que procedan para revertir al patrimonio público el Pazo de Meirás.