EFERoma

El cantante italo-egipcio Alessandro Mahmoud, conocido como Mahmood, ganó la pasada madrugada la 69ª edición del Festival de la Canción de Sanremo y, por ello, será el representante de Italia en Eurovisión, el próximo mayo en Tel Aviv.

Lo ha hecho con la canción "Soldi" (dinero) y después de superar a otros concursantes como Arisa, Loredana Bertè, Nek, Paola Turci o Patty Pravo, entre otros diecisiete competidores desde el pasado día 5 de febrero, cuando dio inicio este famoso festival.

Mahmood llegó a la final con el trío de tenores "Il Volo", que ya ganó el certamen en 2015, y Ultimo, pseudónimo del joven Niccolò Moriconi.

El cantante nació en Milán (norte) en 1992, de madre italiana y padre egipcio, y emergió en la escena pública tras su participación en la edición italiana de "X Factor", dando después el salto a Sanremo, donde ya compitió en 2016 en la sección "Nuevas propuestas".

Su canción mezcla estilos como el pop, el hip-hop y el RnB, tiene influencias orientales, como partes cantadas en árabe, y habla de sus recuerdos en la periferia con una clara crítica social.

Mahmood, como ganador de Sanremo, representará a Italia en Eurovision, que se desarrollará en la capital israelí el 14 y el 18 de mayo, aunque lo hará directamente en la final por ser Italia del grupo "Big Five" con España, Reino Unido, Alemania y Francia.

Sanremo, nombre de la localidad de Liguria (norte) que lo acoge, ha vuelto a cosechar un año más grandes cuotas de audiencia durante los cinco días que dura y ha protagonizado las conversaciones de los italianos, que siguen apreciando este concurso fundado en 1951.

La participación de Mahmood en el certamen se produce en un momento en el que en Italia se habla mucho de inmigración, sobre todo por las políticas del ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini.

De hecho este, acostumbrado a comentar sobre prácticamente cualquier tema en sus redes sociales, infravaloró anoche al ganador: "Mahmood... mah.... ¿Es la canción italiana más bella? Yo habría elegido Ultimo, ¿Vosotros qué decís?", publicó en Twitter.

El músico sin embargo rechazó la polémica en la rueda de prensa posterior a la última gala: "Soy un muchacho italiano al cien por cien", zanjó, para después declararse preparado para representar a su país en Tel Aviv. EFE

gsm/ig

(foto)