EFEParís

La Quincena de Realizadores devolvió hoy el protagonismo al cine en español en el Festival de Cannes con una selección en la que casi una tercera parte de sus largometrajes en competición están filmados en ese idioma.

La mano tendida a cineastas de España y América Latina compensó la menor presencia que en esta próxima edición habían tenido hasta ahora en las secciones oficiales del certamen y en el otro apartado paralelo, la Semana de la Crítica.

La Quincena, lanzada hace 50 años para descubrir filmes de jóvenes autores y saludar las obras de directores reconocidos, apostó por un veterano de la Croisette, el colombiano Ciro Guerra, para su apertura.

Guerra, que en 2009 proyectó en Una Cierta Mirada "Los viajes del viento", un homenaje a la música y las gentes de la Colombia rural, y en 2015 triunfó en la Quincena con "El abrazo de la serpiente" -que estuvo nominada al Óscar-, exhibe ahora junto a su compatriota Cristina Gallego "Pájaros de verano", ambientada en la Guajira de los años setenta.

El guatemalteco Julio Hernández Cordón proyectará "Cómprame un revólver", "una mezcla formidable entre Peter Pan y Mad Max", según los organizadores, y el argentino Agustín Toscano volverá con "El motoarrebatador", tras haber recibido en 2013 la mención especial del jurado de la Semana de Crítica por "Los dueños".

Se suman a estos la brasileña Beatriz Seigner con "Los silencios", rodada en español, y el franco-argentino Gaspar Noé, que mantendrá su apuesta por la provocación con "Climax", un título evocador que sigue la senda marcada por la en su día polémica, por sus tintes pornográficos, "Love".

La mezcla habitual en la Quincena de cineastas veteranos con debutantes encuentra su mejor ejemplo en los dos únicos españoles de esta edición: Jaime Rosales y Arantxa Echevarría.

Rosales desembarca por quinta vez en Cannes, donde debutó en 2003 con "Las horas del día", para estrenar a nivel mundial "Petra", una "tragedia de inspiración griega", en sus propias palabras, protagonizada por Bárbara Lennie, Àlex Brendemühl y Marisa Paredes.

Echevarría, en cambio, proyectará su ópera prima, "Carmen y Lola", un filme de amor entre dos adolescentes gitanas que luchan por su relación a pesar de las discriminaciones sociales en su contra.

"Mandy", del italiano Panos Cosmatos, una cinta de acción y de horror protagonizada por el estadounidense Nicolas Cage, o "Le monde est à toi", del francés Romain Gavras, con Isabelle Adjani y Vincent Cassel, están también en la lista de los 20 filmes seleccionados, escogidos entre un total de 1.609.

En los cortometrajes, el comité se quedó con diez de los 1.667 proyectos visionados, entre los que se encuentran "O órfão", de la brasileña Carolina Markowicz, y el documental "Our song to war", de la belgo-colombiana Juanita Onzaga, rodado en Bojayá, poblado del noroeste de Colombia escenario de la masacre de 79 personas en 2002 por parte las FARC.

"Las cruces", del francés Nicolas Boone, filmada en Bogotá, o "La lotta", del italiano Marco Bellocchio, son otros de los cortos que saldrán a la luz entre el 9 y el 19 de mayo.

La organización recuerda que en la Quincena han participado nombres ahora consagrados como George Lucas, Martin Scorsese y Ken Loach, así como Michael Haneke o Sofia Coppola.

Scorsese volverá a ella para recibir el premio Carroza de Oro, un homenaje del gremio otorgado en esta sección a cineastas que han marcado la historia del cine por su independencia, ambición y audacia.

Hasta ahora, tan solo una película española, una argentina y una brasileña habían destacado en las principales secciones de esta próxima 71 edición de Cannes, por lo que el peso de la cinematografía en español recaerá en mayo en ese apartado paralelo.

En la competición oficial, "Todos lo saben", del iraní Asghar Farhadi con Javier Bardem, Penélope Cruz y Ricardo Darín, inaugurará la disputa por la Palma de Oro, mientras que "El ángel", del argentino Luis Ortega, competirá en Una Cierta Mirada, y "O grande circo místico", del brasileño Carlos Diegues, será exhibida en Sesión Especial.

En la Semana de la Crítica, que presenta cada año una selección de primeras o segundas obras de directores para descubrir nuevos cineastas, "Diamantino", una coproducción de Portugal, Francia y Brasil, será el único largometraje con participación latinoamericana, junto al corto chileno "Rapaz", de Felipe Gálvez.

Marta Garde