EFEBarcelona

El confinamiento de los españoles a causa de la pandemia del coronavirus ha disparado ante el cierre de las librerías el consumo de libros en soportes electrónicos como los ebooks o los audiolibros, según constatan algunos de sus operadores.

Nubico, una de las plataformas digitales bajo suscripción de referencia en España, ha revelado que "desde el inicio del período de confinamiento el consumo de libros electrónicos ha aumentado más de un 30 %" y las altas de usuarios a su servicio se han triplicado.

También ha constatado que "la reclusión ha variado los horarios de lectura, que ahora empiezan antes y se lee una hora más a la semana".

Leer, añade la plataforma a través de un comunicado, se ha convertido en "la nueva manera de irse de puente", puesto que Nubico ha comprobado que se lee especialmente de sábado a lunes.

Los lectores se inclinan por la novela histórica (se ha multiplicado por nueve), un género con obras generalmente más voluminosas, seguida de los libros de autoayuda (se ha sextuplicado) y a más distancia la novela negra, la literatura juvenil y los libros de cocina, que ha doblado su lectura.

Las mujeres siguen leyendo más que los hombres también en digital (un 65 % frente a un 35 %) y la horquilla de edad mayoritaria se sitúa entre los 30 y los 46 años.

En el caso de Nubico, los dispositivos preferidos de lectura son el móvil (58,2 %), seguido por el PC (32,5 %) y la tableta (9,3 %).

La empresa Kobo by Fnac ha revelado que entre el 6 y el 19 de marzo el uso de lectores digitales o eReaders aumentó en España un 140 % con relación al mismo período de 2019 y el consumo de audiolibros experimentó un ascenso del 254 %, lo que demuestra "el interés de los españoles por la lectura".

Desde que comenzó el confinamiento en España, Kobo ha puesto en marcha la campaña “Yo me quedo en casa leyendo”, una iniciativa cuyo objetivo es animar a los lectores a adentrarse en el mundo de la lectura digital desde el hogar.

Para contribuir a esta campaña, además de ofrecer una extensa lista de eBooks gratuitos, Fnac ha reforzado la idea de consumir títulos sea cual sea el formato, desde el confort del hogar.

Para la compañía, estos datos "confirman el papel de vital importancia que está desempeñando la lectura digital para la industria del libro conforme a la situación que se está viviendo a nivel mundial como consecuencia de la COVID-19".

El confinamiento, sostiene Kobo, ha propiciado un fuerte aumento en la actividad de lectura en todo el mundo, particularmente en las regiones donde el coronavirus ha afectado de forma más intensa. "Países como España, Francia e Italia han incrementado el volumen de lectura en un 200 a 300 % de media en comparación con la semana anterior".

Según Kobo, estos datos revelan que "el interés por la lectura digital en España es muy grande y que el principal problema que impide hacer más uso de ella es el tiempo".

Los datos de España no son muy diferentes de los de Italia, donde el tiempo de lectura en los eReaders y aplicaciones para iOS y Android de Kobo aumentó un 133 % interanual.

Kobo Francia entregó más de un millón de libros electrónicos gratuitos en tan solo 24 horas y tres millones en total en tres días. Las ventas también se dispararon, y el tiempo dedicado a la lectura en el país ascendió más del 100 % en todos los dispositivos.

Esta realidad, hasta hace poco inédita, ha hecho que las editoriales de todo el mundo estén reforzando su estrategia digital y dando a conocer a los lectores su catálogo digital, subraya Kobo.

En España, los editores han reaccionado rápidamente con una amplia selección de libros electrónicos y audiolibros en promoción y de forma gratuita con el fin de ayudar y entretener a los ciudadanos.

Kobo by Fnac ofrece en la campaña en España más de 600 libros electrónicos a menos de 2,99 euros, más de 100 libros gratuitos, el primer mes de suscripción gratuita en audiolibros y un 50 % de descuento en el segundo mes de uso.

Jose Oliva