EFEBruselas

El Museo del Cómic de Bruselas se ha desconfinado con la inauguración este miércoles de una gran retrospectiva aplazada dos meses por la pandemia de coronavirus sobre el creador español Juanjo Guarnido, autor junto con Juan Díaz Canales de la aplaudida serie negra "Blacksad".

"Estoy en París. Debería de haber podido ir estos días a Bruselas pero la gente del museo no estaba muy segura de que pudiera ir y sobre todo de que pudiera volver, así que decidimos no arriesgarnos", explica a Efe Guarnido (Granada, 1967) por videoconferencia sobre una muestra que debería de haberse abierto al público el 24 de marzo.

A través de 150 láminas y numerosos originales, la exposición "Juanjo Guarnido. Los secretos de un maestro", organizada en colaboración con la Embajada de España en Bélgica y abierta hasta el próximo 8 de noviembre, recorre más de 20 años de periplo creativo de uno de los dibujantes españoles del noveno arte más aplaudidos del mundo.

La inmersión en la obra de Guarnido transcurre en un tesoro arquitectónico Art Nouoveau firmada por Victor Horta en 1906 y reconvertido en 1989 en gran museo de la historieta que visitan unas 200.000 personas al año en el país de Tintin, Los Pitufos, Spirou o Lucky Luck, aunque el autor teme "que este verano se estropee un poco el turismo en general y que la exposición tenga muchas menos visitas de las que podría haber tenido".

"La situación es desconocida. Pero esperamos un gran número de visitantes y se han puesto en marcha todas las medidas sanitarias para que se pueda descubrir el recorrido con placer y en toda seguridad", comenta la comisaria de la exposición, Mélanie Andrieu.

Además de mostrar sus ilustraciones para Planeta de Agostini, rememorar su traslado a Madrid en 1990, donde conoció a Juan Díaz Canales, o su traslado a París para trabajar en los estudios de Walt Disney en Montreuil, la retrospectiva se detiene en el trabajo más icónico de este licenciado en Bellas Artes: "Blacksad".

La serie, en la que Garrido y Canales narran las aventuras de un detective gatuno en un mundo de personajes zoomórficos ambientado en Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial, lleva cinco volúmenes publicados por Dargaud en Francia y por Norma Editorial en España y pronto verá la luz un sexto tomo.

"Mi objetivo es mayo. Bueno, mi objetivo habría sido noviembre de este año, que además hubiera sido el 20 aniversario de Blacksad. Es una pena porque no tengo tiempo material", comenta el dibujante confinado.

Los dos meses que ha pasado encerrado en su piso parisino han sido menos fértiles de lo que esperaba, dice Guarnido quien últimamente hace los bocetos en un iPadPro porque es un sistema "rápido, versátil y accesible" que facilita el trabajo previo a la acuarela o la tinta.

"He dibujado un montón de páginas, pero no de manera tan intensa como esperaba por el estrés de la situación, la angustia por el futuro...", comenta el dibujante, que ha seguido de cerca la actualidad española pero sin involucrarse en el debate en las redes sociales porque ha sentido "bastante pena" al ver "a los amigos de los distintos bandos tirarse los trastos a la cabeza".

Cada álbum de "Blacksad" requiere cerca de un año y medio de trabajo creativo y en casi dos décadas la serie ha alumbrado volúmenes recopilatorios, camisetas, figuritas, llaveros, posters, carcasas de telefonos y hasta un videjojuego. La película se resiste, aunque no por mucho tiempo.

"Se viene hablando desde hace mucho. Thomas Lagnman, el productor de 'The Artist', compró desde después del primer tomo una opción sobre los derechos y la estuvo renovando durante diez o quince años, para al final soltarla sin haber llevado a cabo el proyecto", explica.

En ese período hubo varios directores franceses que trabajan en Hollywood que se interesaron por el guión, como Pierre Morel (Venganza), Alexandre Aja (Alta tensión), Louis Leterrier (El increíble Hulk).

Pero ninguno llegó a prosperar porque una película de animación "bien hecha, con el nivel de exigencia que hay hoy, con la infografía de la que se dispone y la calidad a la que se aspira, es un proyecto que tendría que tener un presupuesto muy importante".

"Hoy por hoy se está barajando una posibilidad de la que no quiero hablar para no gafarla pero que ya está teniendo trazas de ser una cosa más viable", avanza Guarnido, quien desliza que aún no está decidido si se plantearía hacer un largometraje o una serie corta enfocada a las plataformas de vídeo en línea.

Autor también de títulos como Brujeando, de un vídeo de animación "Freak of the Week" para la banda Freak Kitchen o del álbum "El buscón en las indias", que firma con Alain Ayroles y acompaña en América a un vagamundos del Siglo de Oro español, Guarnido se considera aún joven para restrospectivas, pero mira con cariño las décadas que lleva y se alegra hasta de los peores momentos.

"Incluso las puñaladas que me han dado por la espalda y cosas que he podido sentir como fracasos puntuales han sido para encauzarme en el camino que he llevado y no puedo estar más feliz con mi trayectoria y con mi vida profesional", asegura el Premio Nacional del Cómic de 2014.