EFEPicassent (Valencia)

El documental "Yeses" ha abierto este jueves una puerta cultural a un centenar de presos y presas de Picassent que ha asistido a la proyección de esta historia del grupo de teatro del mismo nombre, nacido como un proyecto para ayudar a presidiarias y que mutó en toda una compañía profesional.

Con varias candidaturas a los últimos Premios Goya, "Yeyes" cuenta las tres décadas y media de una compañía que ha abierto puertas en las vidas de más de mil internas.

Teatro YESES, el grupo que centra el documental, nació en 1985 en la antigua cárcel de mujeres de Madrid (Yeserías, de ahí le viene su nombre), y pasó luego a la prisión de Carabanchel Mujeres. Ahora se ubica en el Centro Penitenciario de Madrid I Mujeres en Alcalá de Henares (Madrid).

Tal y como Elena Cánovas, la creadora y promotora del grupo, recuerda en el documental proyectado en el Centro Penitenciario de Picassent, la historia de la compañía puede resumirse en la de más de mil mujeres protagonizando más de sesenta montajes. Prácticamente todas ellas están hoy en libertad y reinsertadas y, a lo largo de todas sus giras y estrenos, nunca ha habido una fuga.

"No queríamos fugarnos, no se nos pasó por la cabeza, queríamos volver y contarlo", recuerda en el documental una de las actrices de las primeras etapas de la compañía, pionera de aquellas iniciales representaciones profesionales cuyas intérpretes subían al escenario esposadas.

De este modo, la narración que desarrolla el documental proyectado este jueves, que difundirá también A Punt el sábado, defiende ante todo las posibilidades del arte escénico, que integra a muchos a su vez (iluminación y escenografía, vestuario, interpretación y canto...), como método para favorecer la reinserción.

"Todas las presas que protagonizan la película están ya en libertad, haciendo su vida, reinsertadas en un altísimo porcentaje", recordaba Miguel Forneiro, director del documental -que ha logrado siete candidaturas a los Goya-, productor de la serie "Cuéntame" y autor de otros documentales.

"Yeses", que se desarrolla a través de declaraciones de múltiples protagonistas del proyecto a lo largo del tiempo, cuenta en buena medida la preparación de uno de los últimos montajes del grupo y, así, se centra en gran parte en una decena de presas que se unen al proyecto sin saber muy bien en dónde se meten, y que acaban narrando a cámara el aprendizaje realizado bajo la batuta de Elena Cánovas.

"No se puede interpretar nada que no se entienda", les dice Elena a las presas en un determinado momento. "He descubierto cosas de mí misma que no sabía, y cosas que no sabía que podía hacer", confiesa poco después una de sus actrices.

Desde los primeros estrenos profesionales del grupo de Teatro Yeses a la entrega de los Premios Max 2017, que premió a la compañía en su XX edición, celebrada en el Palau de Les Arts valenciano, la cinta de Forneiro recoge también buena parte de una historia que ha servido de ejemplo ahora para algunas presas de Picassent.

Así se lo han explicado algunas de ellas, implicadas en actividades culturales del centro ubicado junto a la población valenciana a los medios convocados para la proyección.

"Me he identificado mucho con las protagonistas de la película; cuando ensayo con el grupo de teatro de aquí no me siento en prisión. Cada vez está más cerca el momento de salir, me asusta enfrentarme con la vida de fuera, pero al mismo tiempo esto me da confianza", confesaba Sonia.

"Llevo mucho tiempo aquí dentro y me queda mucho más, pero estoy en todas las iniciativas artísticas que puedo, en rock, en teatro, en baile... Este tipo de actividades nos dan la vida, nos ayudan a que pase el tiempo, aprendemos. También fuera hay quien vive su propia condena", explicaba a su vez Angels.

Por Francisco Tomás