EFEGijón

El escritor malagueño Juan Madrid, considerado uno de los máximos exponentes del género policíaco en español, ha asegurado este martes en la Semana Negra haber escrito su última novela, “Gloria Bendita”, como “una reflexión” sobre la realidad política y social de un país que se ha convertido en “una cueva de ladrones”, porque está “cansado de que le mientan”.

No es una novela de denuncia, sino una reflexión que surge del “cabreo” al ver que cada día se va extendiendo “un discurso nacionalista español sin ideología” que justifica “el saqueo público y la “corrupción”, ha dicho este martes el autor al presentar la obra en el festival de Gijón.

“Gloria Bendita” (Alianza Editorial) condensa en 322 páginas situaciones y personajes reconocibles de la realidad actual de España, desde la monarquía, la política y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y es la primera novela que el autor ha escrito tras sufrir un ictus.

Madrid (Málaga, 1947) ha dicho que, después de haber publicado medio centenar de libros y haber sido traducido a diecisiete idiomas, siente que esta obra ha sido “silenciada” en los medios de comunicación, porque toca temas que perjudican a “los poderosos” y se busca esconder las miserias bajo la alfombra.

La literatura está absolutamente controlada, cuando algo no conviene “alguien toca una campanilla” y automáticamente esa obra deja de existir para los medios, e incluso se dejan de publicar las críticas, ha afirmado.

“Me subleva que se diga que el rey emérito trajo la democracia, que se justifique que haya huido con dinero público mediante un discurso nacionalista español que pretende hacernos creer que este país es el mejor del mundo”, ha dicho el escritor.

Madrid ha expresado su convicción de que “la ficción pura no existe”, que toda literatura es hija de la realidad y, por ello, en esta obra los personajes son fácilmente identificables, aunque sus nombres sean distintos a los de la vida real.

La novela comienza cuando el rey emérito se siente atraído por una exdeportista, “María”, que malvive con trabajos ocasionales y se pone en marcha una “maquinaria oculta” para satisfacer los deseos reales bajo la batuta de un comisario que maneja los hilos en la sombra.

Junto a su esposa, el comisario Romero urde lucrativos negocios muchas veces ilícitos mientras Juan Delforo se documenta para escribir un libro sobre el peligro del comunismo en el siglo XX, y en su investigación descubre “actividades encubiertas” que propiciaron hechos que la historia oficial ha contado de manera muy diferente.

Madrid ha admitido que en la novela ha dejado patente su convicción de que “ningún hecho puede quedar fuera de la intervención de las estructuras paralelas del Estado o del poder”.

El escritor, que ha ganado el Premio Pepe Carvalho por su "compromiso literario, político y ético", ha explicado que "tenía que contar la degradación absoluta de la sociedad española", como si fuera un ejercicio necesario para mantener su propia integridad psicológica y ética.