EFEVitoria

El Festival de Jazz de Vitoria regresa a sus orígenes en una 45 edición que recupera el escenario de Mendizorroza entre el 12 y el 17 de julio para fusionar el jazz más clásico con las promesas más destacadas de este género musical.

El público espera con ganas e ilusión un certamen que regresa en todo su esplendor tras los dos complicados años de la pandemia de la covid que obligaron al festival a trasladarse al Iradier Arena en su última edición.

Este jueves se presentó oficialmente un evento que volverá a poner a Vitoria en el mapa jazzístico internacional y espera recuperar el público entregado que se citaba en cada escenario antes de que se parara el mundo por el coronavirus.

Así lo muestra el cartel de este año, obra del ilustrador madrileño Javier Navarrete, que pretende unir cada pata de un certamen que se prevé que sea especial: música, ciudad y público.

Uno de los conciertos más esperados de este año será el de la pianista brasileña Eliane Elías, que servirá de homenaje a Chick Corea, fallecido el año pasado.

El concierto girará en torno a su último trabajo “Mirror, mirror” que grabó junto al maestro del jazz y a Chucho Valdés y que le dio un Grammy 2022 por el mejor álbum de jazz latino.

El trompetista cubano Arturo Sandoval será otro de los más aclamados. Avalado por diez Premios Grammy, pondrá todo su talento al servicio del público del Festival de Jazz de Vitoria.

El jazz más moderno tendrá cabida a través del pianista y productor Robert Glasper con “Black Radio”, un trabajo que completó durante la pandemia y que presentará en este festival.

El escenario se quedará pequeño con Snarky Puppy. 25 músicos rotarán para tocar todos los palos del jazz y ofrecer un concierto cargado de creatividad y talento.

El británico Theon Cross ha alcanzado un nivel tan destacado que no ha pasado desapercibido para la organización del evento, que ha querido poner de relieve el carácter innovador de este músico encargado de relanzar con éxito la tuba.

La reivindicación llegará con la trompetista británico-bahreiní Yazz Ahmed, comprometida socialmente con las mujeres en el jazz y las personas árabes, a las que pone en valor a través de sus exquisitas interpretaciones.

Desde Cataluña se subirá al escenario principal el pianista Xavi Torres, con un trío que fusiona jazz, ritmos africanos o armonías clásicas. Además, la contrabajista Giulia Valle promete un directo impactante con su formación Giulia Valle Ensemble.

La clausura tendrá lugar un día más tarde de lo habitual, el domingo, con el jazz rapero de Kase O, que fusiona el Jazz y el hip hop en “Jazz Magnetism” y que será un buen momento para atraer a nuevos públicos.

El Teatro Principal será otro punto de encuentro importante. Por sus tablas pasarán la EIJO (Euskadiko Ikasleen Jazz Orkestra / Orquesta de Jazz de alumnos de Euskadi); el pianista y compositor armenio Yessaï Karapetian; o el pianista polaco Marcin Masecki y el batería Jerzy Rogiewicz.

Además se podrá escuchar el saxo tenor de James Brandon Lewis, mientras que la guinda la pondrá el innovador Kassa Overall.

El Festival también recupera este año las “jam sessions” con el trío de Cyrus Chestnut, al tiempo que las calles de la capital rezumarán jazz por sus cuatro costados con música en directo en numerosos puntos de la ciudad.