EFEMadrid

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy una declaración institucional con motivo del Día Mundial de la Propiedad Intelectual con el objetivo de manifestar su compromiso para apoyar "firmemente" el uso y protección de los derechos de propiedad intelectual e industrial.

Según ha explicado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo, este apoyo se materializará "con propuestas legislativas y de política pública" dirigidas al "incremento" de la aportación al Producto Interior Bruto de los sectores intensivos en estos derechos y a "una mayor utilización" de los mismos por parte de las pequeñas y medianas empresas.

En concreto, el Día Mundial de la Propiedad Intelectual se celebra cada 26 de abril, una fecha elegida por la Organización Mundial para la Propiedad Intelectual (OMPI), organismo internacional miembro de Naciones Unidas, por ser el día en que entró en vigor en 1970 el convenio por el cual la OMPI promueve la protección de la propiedad intelectual en el mundo entero.

Así, según ha informado Cultura, el Gobierno aprovecha esta conmemoración para manifestar también su compromiso con el "uso y protección de los derechos de propiedad intelectual e industrial, palancas de estímulo de la creación, la innovación y el desarrollo tecnológico y científico".

La declaración ha sido aprobada a propuesta del ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, María Aránzazu González Laya, y del ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque.

"España -ha dicho Montero- siempre se ha situado en la vanguardia de la creación artística, literaria, industrial, empresarial e intelectual. Esto ha sido gracias a la existencia de un sistema adecuado y equilibrado de propiedad intelectual e industrial en España, similar al de los países más innovadores del entorno".

En la actualidad, según los datos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea y de la Oficina Europea de Patentes, las empresas que hacen uso de los derechos de propiedad intelectual e industrial suponen el 40% del Producto Interior Bruto de España y el 27% de los puestos de trabajo. Además, estas empresas tienen mejores salarios y más inversión en I+D+i que la media.

Es por ello, ha matizado Montero, que son "esenciales" para la transformación del modelo económico español hacia uno "más sostenible, integrador e inteligente, tal y como marcan las directrices europeas e internacionales más ambiciosas", y como se señala en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española.

Así pues, ha concluido la ministra, un uso intensivo de los derechos de propiedad intelectual e industrial por parte de las empresas y administraciones españolas supone "transitar hacia un modelo empresarial más sostenible y competitivo, que contribuye a posicionar a España en el mundo como un referente en industrias creativas, culturales y tecnológicamente avanzadas".