EFELondres

El Gobierno británico ha dispuesto un paquete de ayudas de 1.570 millones de libras (1.740 millones de euros) para teatros, galerías, museos y otros centros culturales del Reino Unido, ante la crisis por la pandemia de la COVID-19.

La medida, anunciada este lunes, fue tomada después de semanas de intensas presiones del sector, que advirtió del peligro del colapso de estas instalaciones por la crisis económica.

A este plan, en forma de préstamos y subsidios, también podrán acogerse cines independientes y centros musicales del país, que han sufrido un duro golpe por el parón económico desde el pasado marzo, cuando el Gobierno dispuso el confinamiento de la población.

"Este dinero ayudará a salvaguardar el sector para las futuras generaciones, asegurar que los grupos de arte e instalaciones en todo el Reino Unido puedan mantenerse a flote y apoyar a su personal mientras sus puertas permanecen cerradas", señaló el primer ministro británico, Boris Johnson, en un comunicado.

Por su parte, el ministro de Cultura, Oliver Dowden, dijo que las artes suponen "el alma de nuestro país" y reconoció "los graves desafíos" que afrontan, por lo que "debemos protegerlas y preservarlas todo lo que podamos para nuestras futuras generaciones".

El Consejo del Arte de Inglaterra, la Royal Opera House o la entidad UK Theatre han manifestado su alivio por este aporte.

El presidente del citado consejo, Nicholas Serota, indicó que esta financiación es "un resultado muy bueno para el sector" y resaltó que la ayuda "nos aporta los instrumentos para ayudar en la reconstrucción" del sector.

El pasado sábado, pubs, restaurantes, hoteles y otros negocios en Inglaterra reanudaron la actividad después de más de tres meses cerrados como medida para frenar la propagación del coronavirus.