EFELondres

El jurado del prestigioso premio literario Booker Prize decidió este lunes por unanimidad rebelarse contra las normas de su propio certamen para declarar ganadoras a dos escritoras de forma conjunta: la canadiense Margaret Atwood y la británica Bernardine Evaristo.

Atwood, de 79 años, recibió el segundo Booker de su carrera gracias a "The Testaments", secuela de "The Handmaid's Tale" (1985), una historia distópica que ha cobrado renovada relevancia como emblema de las reivindicaciones feministas gracias a su exitosa adaptación televisiva.

Evaristo, por su parte, conquista a sus 60 años por primera vez el premio con "Girl, Woman, Other", una obra en la que explora las vidas y las luchas de diversas mujeres negras en el Reino Unido contemporáneo.

Ambas se repartirán a partes iguales las 50.000 libras (57.200 euros, 63.051 dólares) con las que está dotado el Booker.

"Cuanto más hablábamos sobre ellas, más las apreciábamos y queríamos que ambas ganaran", indicó el presidente del jurado, Peter Florence, al anunciar su decisión tras más de cinco horas de deliberaciones.

"Fue nuestra decisión incumplir las normas", recalcó el responsable del jurado del Booker, que en 1992 estableció una regla para evitar empates como el que se había producido en la edición de aquel año, en la que recibieron el galardón el canadiense Michael Ondaatje y el británico Barry Unsworth.

La prolífica Atwood ya obtuvo el Booker en 2000 por su novela "The Blind Assassin", y se ha convertido en la cuarta persona y la segunda mujer que conquista en dos ocasiones el premio, junto con Hilary Mantel, JM Coetzee y Peter Cary.

El jurado consideró que "The Testaments", que continúa la historia de "The Handmaid's Tale" quince años después, es un trabajo de "una bella profundidad".

"En estos momentos es más políticamente urgente que nunca. Existe la necesidad de saber qué imagen tienen la complicidad, la resiliencia y la resistencia", apuntó Florence.

La escritora regresa en esta novela a la república totalitaria y patriarcal de Gilead para narrar su historia a partir de diversas voces femeninas.

Publicado el pasado septiembre, el libro vendió más de 100.000 copias en el Reino Unido durante su primera semana en las librerías, lo que lo convirtió en la novela con un mejor lanzamiento en el país en cuatro años.

Evaristo, por su parte, se ha convertido en la primera mujer negra que gana un premio Booker.

Su octava novela está dividida en doce capítulos, cada uno de los cuales narra la vida de un personaje, la mayoría también mujeres negras, cuyos destinos acaban de algún modo entrelazados.

"Aquí hay historias de gente que no ha sido representada visiblemente en la literatura contemporánea. En ese sentido, este libro rompe moldes. Espero que inspire y empuje al resto de la industria editorial" por el mismo camino, señaló el presidente del jurado.

La autora se declaró honrada por recibir el galardón, pero deseó que el hecho de ser la única mujer negra que lo ha ganado "no dure mucho".

"Es increíble compartir esto con Margaret Atwood", dijo Evaristo, que se abrazó con la canadiense cuando ambas fueron nombradas ganadoras conjuntas durante una ceremonia en la sala Guildhall de la capital británica.

Atwood bromeó sobre el escenario al decir que no esperaba ganar porque pensaba que era demasiado "mayor" para hacerse de nuevo con el Booker.

"La verdad es que no necesito esta atención, así que estoy muy contenta de que tú (Evaristo) te lleves alguna. Me hace feliz", dijo la escritora.

Entre los favoritos en la edición de este año figuraba asimismo Salman Rushdie, que competía con su obra "Quichotte", una adaptación del Quijote escrito por el español Miguel de Cervantes a los Estados Unidos contemporáneos.

También eran finalistas Chigozie Obioma, con "An Orchesta of Minorities"; Lucy Ellmann, con "Ducks, Newburyport", y Elif Shafak, con "10 Minutes 38 Seconds in This Strange World".

Guillermo Ximenis