EFEBarcelona

El Gran Teatre del Liceu y el Teatro Real se han comprometido en impulsar la nueva Fundación Privada Montserrat Caballé y su Concurso Internacional de Canto, que acogerán en sus dos próximas ediciones para convertirse después en itinerante y recalar en teatros de todo el mundo.

La Fundación Montserrat Caballé, creada para mantener el recuerdo de su vida y obra y ayudar en su carrera a jóvenes talentos de la lírica, se ha presentado hoy en el Liceu, con la presencia de la presidenta de la entidad, Montserrat Caballé Claus, sobrina de la soprano, Salvador Alemany, presidente del Liceu, y los directores artísticos del Liceu y el Real, Víctor García de Gomar y Joan Matabosch, respectivamente.

Con el apoyo de la familia y amigos de Montserrat Caballé, entre ellos Josep Carreras, Teresa Berganza, Carlos Álvarez o Lluis Pasqual, la nueva Fundación cuenta también con el respaldo del Liceu, teatro al que la soprano estuvo estrechamente vinculada durante su vida, y del Teatro Real de Madrid, donde también protagonizó destacadas actuaciones.

La colaboración entre ambos teatros con la nueva fundación se concretará próximamente con la celebración de la XVI edición del Concurso Internacional de Canto Montserrat Caballé el 6 de octubre de 2020, coincidiendo con el segundo aniversario de la muerte de la soprano, y de su XVII edición, el 7 de octubre de 2021, en el Real de Madrid.

Salvador Alemany ha explicado que, tras los dos homenajes que organizó el Liceu en recuerdo de Caballé, "ahora es el momento de empezar a construir el futuro de su memoria" y de dejar constancia de su legado en el mundo de la ópera, para lo que se recuperará el concurso de canto que lleva su nombre, que se celebró por última vez en 2015 en Zaragoza.

La presidenta de la Fundación Caballé ha recordado que en las 15 ediciones en las que se celebró el concurso -en Andorra, La Seu d'Urgell (Lleida) y Zaragoza- pasaron por el mismo unos 6.000 cantantes, y la idea ahora es que, tras recalar en el Liceu y el Real, tenga itinerancia nacional e internacional.

Víctor García de Gomar ha precisado que el próximo concurso de canto Montserrat Caballé repartirá unos 24.000 euros entre los ganadores, que tendrán además la posibilidad de actuar en el Liceu y otros teatros asociados al coliseo de la Rambla.

Por su parte, Joan Matabosch ha considerado "un acierto" que tras celebrarse el concurso en el Liceu, el teatro que fue "la casa de Montserrat Caballé", se organice después en Madrid, donde la diva también "tuvo una carrera apoteósica", en el Real y en el Teatro de la Zarzuela, que a su juicio podría acoger en el futuro otra edición.

Matabosch ha estimado que el concurso podría recalar después en otros muchos teatros de ciudades en los que Caballé "dejó recuerdos increíbles", entre las que ha citado París, Niza, Nueva York, Milán o Nápoles.

La presidenta de la Fundación Montserrat Caballé ha resaltado que la familia ha conseguido que "su sueño se haya hecho realidad", pues era una idea que la soprano había expresado antes de morir y que no pudo ver, por lo que, ha asegurado, "allá donde esté nos está sonriendo".

Además de la revitalización del concurso, otro de los objetivos de la fundación es el de ayudar a jóvenes talentos de la ópera mediante becas y estudios impartidos por personas vinculadas a la trayectoria artística de la soprano, y acompañarles en el inicio de sus carreras profesionales.

La fundación también organizará exposiciones y sesiones audiovisuales itinerantes para mantener vivo el recuerdo y la trayectoria artística de Montserrat Caballé y, más adelante, buscará un espacio para dedicarle un museo en Barcelona.

Sobre esta iniciativa, Montserrat Caballé Claus ha indicado que, aunque ya ha habido conversaciones con el Ayuntamiento de Barcelona, cuyos representantes "están muy a favor" de concretarla, hará falta esperar porque requiere tiempo y dinero.

Otro de los objetivos de la entidad será la organización de conciertos para promover la Fundación y recaudar fondos para la misma.

El presidente honorífico de la Fundación Montserrat Caballé es su viudo, Bernabé Martínez, y en el patronato, además de Montserrat Caballé Claus como presidenta, figuran sus hijos Montserrat y Bernabé, y su hermano Carlos, como vocales.

Son patronos honoríficos de la misma Teresa Berganza, Josep Carreras, Jaume Aragall, Juan Pons, Carlos Álvarez, el Gran Teatre del Liceu, el Teatro Real y la revista Ópera Actual.