EFEBarcelona

La exposición "Painting today" reivindica desde el día 8 de marzo en el Museo Europeo de Arte Moderno (MEAM) de Barcelona el papel creciente de las mujeres en el mundo del arte figurativo, conscientes de las dificultades de sobresalir en un mundo dominado desde hace siglos por los hombres.

Comisariada por Didi Menéndez, la exposición reunirá hasta el 5 de mayo unas 70 obras de 48 artistas, provenientes de Estados Unidos, Canadá y Australia, además de Europa y Latinoamérica.

En nombre de la comisaria, la especialista Lorena Kloosterboer ha explicado este miércoles que "el eje de la exposición es que todas son mujeres artistas, y que luchan por encontrar un lugar en un mundo de hombres. Sin embargo en el título se ha querido eludir cualquier referencia de género, simplemente 'Painting today', pintando en la actualidad".

Es la segunda exposición consecutiva que el MEAM organiza para poner de relieve el papel de las artistas en el arte, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, pues ya en 2018 dedicó una exposición a las pintoras y escultoras figurativas españolas, coincidiendo con el 8 de marzo.

Como recoge en el catálogo la comisaria, algunas de las artistas expuestas "han subido el listón de las artes figurativas" en los últimos años como Aleah Chapin, Pamela Wilson, Patricia Watwood, Nadine Robbins, Anne-Christine Roda, Michelle Doll y Stephanie Rew.

Junto a estas ,Menéndez, norteamericana de origen cubano, ha seleccionado a un grupo de artistas jóvenes, nacidas desde los años 80, que comienzan a despuntar en los circuitos artísticos, como las chilenas Ofelia Andrades y Alonsa Guevara, las polacas Aleksandra Kalisz y Agnieszka Nienartowicz, o las estadounidenses Shana Levenson, Kimberly A. Torres y Rachel Linnemeier.

El director del MEAM, José Manuel Infiesta, considera que el objetivo de estas exposiciones en torno al 8 de marzo es "normalizar una situación anómala sin necesidad de exaltar el arte por el hecho de ser hecho por una mujer, y que el único filtro sea la calidad, porque en ningún caso debería ser el género".

La pintora bielorrusa Viktoria Savenkova piensa que "hay veces que esas diferencias se notan" y cree que "hombres y mujeres utilizan lenguajes distintos".

La artista mexicana Carmen Chami observa que "por encima de tanta diversidad de países y culturas de origen, queremos hacer un arte universal y me parece interesante hablar de nuestra cotidianeidad pero en otro sentido al que lo haría un hombre artista".

La holandesa Lorena Kloosterboer, cuya obra de bodegones se inspira en la cerámica azul de Delft, considera que "cuando las mujeres pintan a mujeres, en general hay otra mirada, mucho menos sensual y erótica, más íntima y sensible, porque cuando las artistas pintan figuras tienen casi siempre otra perspectiva".