EFEAvilés (Astutrias)

El Centro Oscar Niemeyer de Avilés (Asturias) reúne desde este lunes en su Cúpula setenta años de arte español en la Bienal de São Paulo con una exposición titulada “Vuelta al revés del revés”, que muestra la imagen del país a través del arte para conmemorar el 200 aniversario de la independencia del país de habla portuguesa.

La comisaria de la muestra, la profesora de Historia del Arte de la UNED Genoveva Tusell, ha explicado en la presentación de esta iniciativa que “todo está relacionado” porque Oscar Niemeyer proyectó el centro cultural avilesino y fue también el arquitecto del pabellón de la bienal, donde también participó y fue premiado.

El director general del centro cultural, Carlos Cuadros, ha subrayado que en el ADN del Centro Niemeyer está la vocación de hermanamiento cultural con Brasil, un país que celebra este año una efeméride muy importante, como es el 200 aniversario de su independencia, y por ello se ha lanzado a organizar una exposición sin precedentes.

Son 88 obras de 55 artistas provenientes de 15 ciudades distintas de ambos países donde se encuentran normalmente emplazadas estas piezas.

La Cúpula muestra la participación española en uno de los certámenes internacionales de arte más destacados, como es la Bienal de Sao Paolo, creada en 1951, con una vocación de modernidad, en la que Espala participó prácticamente siempre, a excepción de la primera edición.

A lo largo de su participación, ha mostrado el arte más puntero a nivel de todo lo que se estaba haciendo internacionalmente, cosechando premios muy importantes, según ha explicado la comisaria.

Genoveva Tussell ha destacado la presencia de autores como Jorge Oteiza, Antoni Tàpies, Modest Cuixart, César Olmos, Joan Ponç, Águeda de la Pisa o de Rafael Canogar, cuya obra “Los revolucionarios”, preside la estancia principal de la Cúpula y no se ha visto nunca hasta ahora en España.

La labor de investigación llevada a cabo para organizar esta muestra ha permitido cubrir una sala al completo sólo con artistas en el exilio nacidos en España que curiosamente participaron en la bienal representando a sus países de acogida, como es el caso de Luis Seoane, Luis Barjola o Pablo Picasso.

La comisaria ha destacado la ausencia de mujeres, que, en las décadas de los cincuenta, los sesenta y los setenta, “eran contadas, muy lamentablemente”.

Había un interés especial es contar con la obra de Trinidad Fernández, artista avilesina recientemente fallecida, que participó en la bienal con unas piezas, que tras mucho trabajo pudieron ser localizadas, pero “lamentablemente no se ha conseguido que sus propietarios accedieran al préstamo”.

El acto de presentación ha contado con la presencia de representantes de las instituciones que coorganizan esta exposición, como Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Acción Cultural Española (AC/E) y el Ministerio de Cultura y Deporte, con el apoyo de otras entidades que la llevarán a Brasil en marzo de 2023.

El director de Relaciones Culturales y Científicas de la AECID del Ministerio de Asuntos Exteriores, Guzmán Palacios, ha destacado la oportunidad de que “esta magnífica” muestra tenga su continuidad en Brasil el próximo año.

Palacios ha querido hacer un guiño con el compromiso que tiene España “con el continente hermano” y ha indicado que esta exposición “es un magnífico ejemplo de cómo, a través de la obra de autores españoles podemos seguir fortaleciendo esos vínculos indelebles con Brasil”.

Todo ello se logra tomando como marco referencial la Bienal de Arte de São Paulo, la segunda más importante a nivel mundial, tras la de Venecia, y, precisamente, en el año en que Brasil celebra el 200 aniversario de su independencia.

La muestra debe su título al músico brasileño Caetano Veloso que en una de sus canciones describe São Paulo como “el revés del revés del revés del revés”.