EFEPamplona

El presidente del Orfeón Pamplonés, Joaquín Jabat, ha señalado que están "encantados" y "emocionados" de poder lanzar este año el chupinazo de los sanfermines 2015, un honor que para ellos es "como la guinda" de un año, el de su 150 aniversario, "memorable, precioso y de muchísima actividad".

Según ha confirmado hoy el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, el Orfeón Pamplonés lanzará el chupinazo, en su 150 aniversario, conjuntamente con la peña La Velata, impulsores del atuendo sanferminero.

"Que este año podamos tirar nosotros el cohete viene a ser un reconocimiento de nuestra gente, de nuestra ciudad, de nuestra tierra, un reconocimiento muy bonito, algo que todo el mundo desearía", ha comentado, en declaraciones a Efe, el presidente del Orfeón.

Jabat ha precisado que todavía no han decidido quien será la persona encargada del lanzamiento ya que se trata de "un grupo de gente muy diversa", distribuido en cuatro coros: adulto, infantil, escolanía y juvenil.

"Puedo tirarlo yo o no, puede resultar bonito otra fórmula distinta que no sea precisamente que el presidente lo tire ya que aquí somos mucha gente", ha indicado para señalar que, "por descontado", él estaría "encantado" de hacerlo en caso de que así se decidiese. "Como para no estarlo", ha apostillado.

No obstante, ha reconocido que "es difícil hacerse a la idea para alguien de Pamplona de toda la vida y tan sanferminero como soy yo, que soy muchísimo, el tener esa posibilidad, esa oportunidad de tirar el cohete, con tantísima gente esperando el momento de iniciar la fiesta, esa explosión de júbilo que supone el inicio de la fiesta".

En cualquier caso, ha insistido es que todavía no han decidido quien lo hará y eso que, ha dicho, hace más de un año, al presentar al Ayuntamiento la programación de su 150 aniversario, solicitaron poder lanzar este año el chupinazo.

"Ahora se ha confirmado", ha valorado el presidente del Orfeón, que en 2010, año en que recibió la Medalla de Oro de Navarra, se convirtió en el primer coro español en actuar en el auditorio Carnegie Hall, junto a Valéry Gergiev y la orquesta Mariinsky.

"Sentimos el cariño de la gente más que nunca", ha enfatizado Jabat.