EFEMadrid

Los reyes han apadrinado hoy los actos conmemorativos del bicentenario del Museo del Prado, una institución que, según Felipe VI, es "un fabuloso legado para orgullo de los españoles" y "un verdadero icono de la cultura española y universal".

Don Felipe y doña Letizia han presidido en el auditorio de la pinacoteca la ceremonia institucional con la que ha arrancado oficialmente el programa del bicentenario y, a continuación, han recorrido la muestra "Museo del Prado 1819-2019. Un lugar de memoria", con la que se quiere dar lustre a la efeméride.

En su intervención, el jefe del Estado ha definido al Prado como "un proyecto de memoria y de futuro" que atesora "el acervo cultural de los españoles", pero también una dimensión universal.

"Es, sin duda, el gran monumental símbolo de la creatividad, la excelencia y la sensibilidad artística de nuestro país a lo largo de la Historia y un patrimonio de toda la Humanidad", ha proclamado el rey para ensalzar lo que representa el museo.

Ha incidido en que la pinacoteca madrileña, que hoy cumple 199 años, debe ser considerada "una historia de éxito" en la que han sumado esfuerzos la Corona, las distintas administraciones y la sociedad civil.

Fruto de este "empeño colectivo", don Felipe se ha congratulado de que el museo albergue "un fabuloso legado para orgullo de los españoles" por ser "una de las imágenes más prestigiosas del país".

El jefe del Estado también ha querido destacar que las galerías de la pinacoteca funden "lo mejor del hoy y del de ayer" al reunir obras que dan fe de la historia de España y de las grandes transformaciones acaecidas en los últimos dos siglos.

"El Prado es mucho más que el privilegiado espacio físico de una innumerable cantidad de obras maestras. Con el tiempo, se ha erigido también en un lugar de memoria, de nuestra memoria", ha resaltado.

En el acto han participado el director del Prado, Miguel Falomir; el presidente del Patronato de la pinacoteca, José Pedro Pérez-Llorca; y el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao.

También ha habido otros extitulares de Cultura, como Íñigo Méndez de Vigo y Esperanza Aguirre, así como la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y la del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega.

Concluido el acto institucional, los reyes y las autoridades han recorrido la exposición con la que se conmemora el bicentenario, que estará abierta hasta el 10 de marzo de 2019.

Está integrada por 168 obras, de las que 134 son fondos propios, que reflejan el devenir histórico de España y cómo el museo ha ido desarrollando su propia personalidad.

Junto a los clásicos, la exhibición incluye piezas de artistas contemporáneos como Renoir, Manet, Picasso o Pollock, quienes encontraron inspiración en la galería madrileña.

El comisario de la muestra, Javier Portús, ha explicado a los reyes las ocho etapas en las que está dividido el recorrido por los 200 años de la institución que fundó Fernando VII como museo real con poco más de 300 pinturas.

Don Felipe y doña Letizia han posado ante "La resurrección de Cristo", de El Greco, y al término de la visita, ante "La maja desnuda", de Goya, y su 'réplica' picassiana, "Desnudo recostado".

Tras apuntar que la exposición es "acaso la más importante" de las celebradas en toda la historia de la institución, Falomir ha animado a que el Prado siga siendo una referencia en el futuro.

"Es el museo de todos, porque forma parte de nuestro imaginario colectivo y en él han convergido los esfuerzos y anhelos de lo mejor de nuestra sociedad. Que lo siga siendo por 200 años más es responsabilidad de todos", ha afirmado el director del museo.

Guirao ha convenido en que la conmemoración del bicentenario, que incluye un centenar de actividades en 30 ciudades españolas, debe servir para "revisar el pasado, analizar el presente y proyectar el futuro" del Prado con medidas como su ampliación con el Salón de Reinos, en el cercano antiguo Museo del Ejército.

El ministro de Cultura se ha felicitado de que el museo tenga "buena salud institucional" y ha confiado en cerrar el ejercicio con tres millones de visitantes.

Las intervenciones las ha abierto Pérez-Llorca, quien ha subrayado que el Prado "necesita el apoyo de la entera sociedad española" para seguir siendo "mucho más que un gran museo".

"Es continuidad histórica en el esfuerzo, lugar de memoria y de concordia al mismo tiempo. Por encima de todo, es un inequívoco signo de España", ha opinado el presidente del Patronato y 'padre' de la Constitución.