EFEMadrid

El Museo del Prado se ha convertido por un día en un tablao flamenco, una acción tan reivindicativa como estética organizada con motivo del Día Internacional del Turismo que se celebra este domingo, con la que este sector de espectáculos reclama ayudas para sobrevivir ante la ausencia de visitantes internacionales.

"Atraemos a más de un millón de visitantes internacionales al año", recuerda el presidente de la Asociación de Tablaos Flamencos de Madrid y copropietario de El Corral de la Morería, Juan Manuel del Rey, quien lamenta que la pandemia y la falta de ayudas está provocando la desaparición de un sector "único" y "parte fundamental de nuestro patrimonio cultural".

Para reivindicarlo, Antonio Najarro ha dirigido un espectáculo con Manuel Liñán, Olga Pericet, Eduardo Guerrero y Jesús Carmona (baile), Cristina Cazorla (escuela bolera) y María Mezcle, quien estrena unas sevillanas en un vídeo que se ha grabado en el Museo del Prado y que se emitirá este domingo en Youtube con motivo del Día Mundial del Turismo.

Los artistas "dialogan" con algunas de los cuadros de la exposición "Reencuentro", con la que volvió a su actividad el Prado en junio y que reúne las 250 obras más importantes de sus fondos, firmadas por Goya, El Greco, Velázquez, Rubens o Tiziano.

Con esta iniciativa "se reivindican dos pilares clave del patrimonio cultural de Madrid, el Museo Nacional del Prado y los tablaos flamencos de nuestra ciudad, dos elementos fundamentales de nuestra cultura y de nuestra identidad, cuya diversidad y singularidad generan destino para millones de personas de otros países cada año, que aportan una importantísima riqueza económica", indica en una nota la Asociación de Tablaos Flamencos de Madrid.

Del Rey recuerda que desde marzo estos negocios están cerrados -algunos incluso han anunciado la clausura definitiva y solo Torres Bermejas vuelve este viernes a la actividad- por su dependencia del público internacional. "Hasta que no pueda volver en volumen y confianza anterior a la pandemia no podremos abrir, probablemente hasta mitad de 2021 y prácticamente ninguno va a poder aguantar hasta entonces", lamenta.

Asimismo recuerda que los tablaos flamencos "damos trabajo al 95 % de los artistas de flamenco del país, si desaparecen, desaparecen los artistas y con ellos el flamenco, es un drama que tenemos que solucionar".

Para salvar un arte declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2010, el sector reclama medidas "urgentes" como su inclusión en los ERTE del sector turístico, permiso para que los tablaos puedan abrir terrazas en la que trasladar su oferta gastronómica -El Corral de la Morería es el único del mundo con una estrella Michelin- y ayudas económicas para cubrir los costes fijos que soportan "sin ningún ingreso".